Una fe más preciosa que el oro

¿Qué es la fe? La Biblia nos relata que es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve. Así de sencillo, esto es la fe. Pero la fe no es solo creer, sino creer siempre. Me explico, en la Biblia encontramos muchos hombres y mujeres de Dios que fueron probados como el oro refinado y créanme que de ellos salió lo mejor y todo esto nos sirve de ilustración para que podamos tener esa fe y que cuando seamos probados, salgamos victoriosos.

La Biblia dice:

6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

1 Pedro 1:6-9

Lo primero que el apóstol Pedro nos da a entender aquí es cómo nosotros como cristianos debemos pasar por diversas pruebas aunque sea por un momento. Pablo también corrobora con esto cuando dice: «Porque esta leve tribulación produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria».

También el apóstol nos da la ilustración de como el oro es pasado por el fuego para ser probado, y de la misma manera nuestra fe también es pasada por el fuego para ver si en ella se encuentra alabanza, gloria y honra para cuando nuestro Cristo sea manifiesto.

La prueba de nuestra fe también es lo que el apóstol menciona en el versículo 8, que aunque nosotros no le podamos ver, aun así mantenemos un gozo inefable y glorioso en nuestro Señor Jesucristo.

En todo esto es que se esconde el fin de nuestra fe, que todo esto es la demostración real de la salvación de nuestras almas en Cristo Jesús. Sigamos creyendo amigos, que nuestro galardón en los cielos es grande.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

6 comments on “Una fe más preciosa que el oro

  1. SEÑOR DIOS NUESTRO AYÚDANOS A CONSERVAR LA FE Y HONRAROS, PERDÓN POR NUESTROS (MIS) PECADOS. EN VOS CONFIAMOS.
    AMÉN JESÚS

  2. Buen día!
    Nuevamente lindo artículo! Muchas gracias por compartirlo.
    Sin Fe No podemos agradar a Dios. Es necesario tener fe en nuestro Dios para alcanzar nuestra salvación.
    Pidámosle a nuestro Dios nos ayude a incrementar nuestra fe cada día a pesar de las pruebas que se nos presenten. Como dice este artículo Dios permite que las pruebas se nos presenten para ayudarnos a incrementar nuestra fe en nuestro Dios.
    No importa cuan grande es la prueba nuestra fe en Dios debe ser mucho mayor, de lo contrario no tenemos la dicha de ver las maravillas que nuestro Dios puede hacer en nosotros y por nosotros.
    Feliz Día! Dios es Amor gocemos de sus bendiciones!

  3. Señor te adoro esta mañana y me pongo en tus manos creyendo que tú estarás con migo en todo mi caminar y en mis pensamientos te ruego que aumentes mi fe día a día en medio de la dificultad que mi fe no desmaye
    Grasias señor por tu misericordia

  4. AMÉN DIOS LOS BENDIGA LA FE MUEVE MONTAÑAS ES DIVINO VIVIR CON ESOS SENTIMIENTOS TENER TRANQUILIDAD SABER ESPERAR EN EL SEÑOR! LO VIVO TENGO MUCHAS COSAS PRECIOSAS QUE DECIR TESTIMONIOS LAS MARAVILLAS QUE DIOS HA HECHO EN MI VIDA ALABADO SEA MI SEÑOR! DIOS LOS BENDIGA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *