Dice una canción de Marcos Vidal: “Oh que amor, inmenso amor, inagotable, que no tiene fin”… Este es el amor de nuestro amado Señor Jesucristo, quien lo dio todo por nosotros, quien no estimó su vida como algo de valor, sino que ofreció su preciosa sangre y por su muerte hoy vivimos nosotros. Creo que el motivo de estar contentos cada mañana es que Jesús nos ama como nadie nos ama, y esa debe ser la fuente de nuestra motivación, sí que debe serla.

Dice el autor de los hebreos dijo:

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:2

Jesús es el autor y consumador de nuestra fe, en Él nacen todas nuestras esperanzas, y en Él nos regocijamos grandemente porque nos ha amado con un amor inagotable, Él sufrió muerte de cruz por nosotros, ¿se imagina usted? Siendo clavado en una cruz por amor a personas pecadoras, personas malas, personas amantes del pecado, sin embargo, cada gota de sangre que caía de aquel madero clamaba misericordia y decía: “Padre, perdónalos porque ellos no saben lo que hacen”.

Por la muerte de nuestro amado Señor hoy todos juntos podemos cantar: “Oh que amor, inmenso amor, inagotable, que no tiene fin, que aun sufriendo y agotado, despreciado y al morir rescataste, multitudes y a mí”. Cristo nos ha rescatado del pecado y del infierno querido hermano y eso es lo suficiente para causar gran gozo en nosotros.

El apóstol Pedro dijo:

18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,

19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,

1 Pedro 1:18-19

¡Gloria a Dios ! El inmenso amor de Cristo nos ha salvado…

This article has 1 Comment

  1. GRACIAS YAHWEH DIOS JESÚS.
    Por Salvarnos a nosotros indignos pecadores.
    Y los que creemos en Vos Señor por siempre viviremos en la gloria eterna a vuestro lado.
    Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *