Hoy en día nos encontramos con diferentes tipos de personas, las cuales solo se enfocan en buscar las cosas terrenales y se olvidan de lo espiritual.

También vemos como las personas andan de un lado hacia otro, pidiéndole a Dios para que le de lo que ellos necesitan, y luego de haber conseguido lo que quieren, entonces se olvidan de que han dejado de buscar primeramente las cosas espirituales. Sin embargo, palabra dice:

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Mateo 6:33

Después de leer este este verso, nos da a entender lo importante de buscar a Dios primeramente antes que la demás cosas, porque cuando nos enfocamos en buscar a Dios, las otras cosas vendrán por añadidura, como acabamos de leer en la Palabra de Dios.

¿De qué nos vale tener todo y que nuestra vida se pierda por amar a las cosas terrenales más que a las cosas espirituales?. Aquí le citaremos otros versículos Bíblico que nos habla acerca de esto:

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Mateo 6:25

Estas palabras dichas por Jesús son muy ciertas. Nos esta dice que no nos afanemos por lo que trae el día de mañana, por lo que habremos de comer o vestir, y esto es porque nuestras vidas son más importantes que cada una de estas cosas. El Señor quiere que nosotros nos enfoquemos en las cosas espirituales más que en las terrenales.

 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Mateo 6:32

La Palabra nos dice que el Señor tiene el control de todo lo que necesitamos, y que no nos preocupemos por los afanes del día de mañana, ya que Él conoce nuestras necesidades.

Es bueno que cada día estemos confiados en el Señor, y creamos que Él suplirá nuestras precariedades. Pero en el momento que dejemos de confiar en Él, y comencemos a buscar las cosas terrenales, entonces ahí nuestras confianza y nuestra fe se van acabando, y ya no seremos iguales.

Es de mayor importancia que cada día estemos atentos a buscar a Dios antes de todo lo que nos rodea, y que confiemos en Él, porque para Él no hay nada imposible.

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Mateo 6:26

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *