La tesis número 8 va muy de la mano con la tesis #7 (Proclámalo y recíbelo). Hoy en día se dice que cuando “activamos la fuerza de nuestra fe” Dios está comprometido a entregarnos lo que nuestro corazón desea. Esto contradice la soberanía de Dios. Veamos lo que nos dice sobre esto el Pastor Miguel Núñez en el siguiente video (hay un transcrito para los que no puedan verlo):
https://www.youtube.com/watch?v=XKDOkpPzem4

La fe no determina lo que ha de acontecer sino Dios. Solamente una generación antropocéntrica como la nuestra puede pensar que lo que el hombre desea, que en aquello que el hombre confía pudiera dar resultado o pudiera llegar a crear lo que son los deseos de su corazón.

La Palabra de Dios claramente establece que Dios es soberano, que no se caen dos pajarillos sin el consentimiento de nuestro Padre, que desde toda la eternidad Dios ha determinado activa o pasivamente todo cuanto ha de ocurrir. Y si bien es cierto que mi fe juega un rol en lo que es mi relación con Dios, en lo que es la paz con la que yo puedo vivir mi vida cristiana, en lo que es la paz que puedo tener al momento de orar no es menos cierto que en ningún lugar de la palabra se nos enseña que nuestra fe tiene un poder.

En nuestros días se habla de que cuando nosotros proclamamos la palabra de poder basada en lo que mi corazón quiere que nosotros activamos una fuerza, la fuerza de la fe y que Dios está comprometido entonces a entregarnos aquello que yo he activado por medio de esa palabra cuando yo he creado ese movimiento de lo que es la fuerza de la fe como muchos le llaman.

La realidad es que Dios se mueve por lo que su carácter determina. Nada ni nadie fuera de Dios determina ni le ha aconsejado jamás para que un acontecimiento del universo tenga lugar. Dios es el único sabio, el único sabio y eterno Dios que desde toda la eternidad concibió todo su plan de redención, la historia del hombre.

Publicidad

Yo entré a una historia que yo no pensé, que yo no escribí, que yo no comencé y voy a salir de una historia que yo no voy a terminar, otro la comenzó, otro la terminará y otro es quien la controla.

Confía en Él que Él es el soberano Señor.

Ver la tesis #7

Publicidad

Ver la tesis #9

Compártelo:

This article has 2 Comments

  1. Me hubiese gustado que se agregar la explicación del contexto en que se escribe Hebreos 4:12 puesto que daría una perspectiva mas clara en cuanto a la interpretación, realmente es una buena labor el publicar explicaciones de las Escrituras, bastante sencillas y prestas a conocer mejor al Señor.

    El Señor les continúe dando sabiduría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *