El “no lo recibo” es tan anti bíblico como el “yo declaro”. El creer que hablar sobre un tema negativo aumenta la probabilidad de que ocurra es más una creencia pagana que bíblica. Veamos lo que nos dice el Pastor Miguel Núñez al respecto en el siguiente video. Hay un transcrito para los que no puedan verlo.

El pensar que el hablar de alguna situación negativa me hace vulnerable para que dicha condición o situación caiga sobre mi vida es una superstición de la iglesia evangélica de nuestros días. En ningún lugar de la Palabra se ha enseñado, ni siquiera en la historia de la iglesia, una doctrina tan descabellada como esta. Lo cierto es que satanás la ha usado tremendamente.

Los hijos de Dios no se atreven ni siquiera a orar en voz alta muchas veces en contra de una enfermedad, en contra de alguna catástrofe, en contra de alguna condición negativa por el temor que ha sido infundido en ellos de que cada vez que nosotros pronunciamos con nuestros labios algo que pudiera ser considerado como negativo para el hombre es necesario decir “no lo recibo”. Jamás habíamos escuchado algo tan anti bíblico, tan fuera de la revelación de Dios como esto.

Nuestro Dios es nuestro protector, nuestro Dios es nuestra garantía y cuando nosotros coartamos al cristiano de poder conversar con otros cristianos acerca de alguna situación estamos privando al Hijo de Dios de hacer uso de uno de los medios de Gracia que es la comunión con otros hermanos, cuando ese hermano también se siente coartado en su vida de oración porque se siente intimidado por sus propios temores al poder o al no poder pronunciar algo que otros consideran como negativo porque eso pudiera traer esa condición sobre él, eso se aproxima más a las creencias paganas de tiempos atrás que a lo que es la revelación de la verdad.

Publicidad

Ver la tesis #8

Publicidad

Ver la tesis #10

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *