¿Alguna vez habías escuchado que para recibir algo solo tienes que proclamarlo con tu boca? ¿Es esto bíblico? La respuesta está en la tesis #7 para la iglesia evangélica de hoy. Les dejamos el video y el transcrito para los que no puedan ver el video:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

Publicidad

1ª Juan 5:14

“Proclámalo y recíbelo” es una de las grandes distorsiones de las enseñanzas de la iglesia de hoy. Puedes proclamarlo con tus labios cuantas veces lo entiendas pero si no es la voluntad de Dios jamás acontecerá.

Publicidad

Juan escribió en su primera carta en 5:14 que cuando nosotros pedimos conforme a su voluntad Él nos oye, Él nos escucha, de tal forma que nosotros tenemos una gran cantidad de personas hoy en día haciendo proclamaciones confiando en el poder de la palabra del hombre cuando en realidad la única palabra que tiene poder de crear realidades es la Palabra de Dios. Dios habló y el mundo fue formado, todo cuanto Dios ha hecho lo ha hecho por medio de su Palabra, esa no es la misma condición en el hombre.

El hombre es un ser o una criatura caída, pecaminosa, insuficiente, incapaz de crear realidades y por tanto tú tienes que regresar a confiar en la voluntad de Dios que es buena, agradable y perfecta. Aquello que Dios ha dicho, aquello que Dios ha decretado, eso acontecerá porque su Palabra no vuelve jamás vacía, pero la palabra del hombre está vacía en su propio contenido  y carente de poder.

Confía en la Palabra entregada desde los tiempos antiguos a los apóstoles y a los profetas para el hombre de hoy.

Ver la tesis #6

Ver la tesis #8

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *