¿Puede un hombre dar cobertura espiritual a otro hombre? ¿Cómo es que funciona eso? ¿Dice algo la Biblia sobre eso? Estas dudas quedan aclaradas en la sexta tesis para la iglesia evangélica de hoy. Les dejamos el video y el transcrito para los que no puedan verlo:

Publicidad

Publicidad

“El que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del Omnipotente. 2 Diré yo al Señor: Refugio mío y fortaleza mía, mi Dios, en quien confío”

Salmos 91:1-2

El Señor es tu escudo y tu fortaleza, ningún hombre podrá ofrecer cobertura espiritual a otro hombre. En nuestra generación ha sido frecuente escuchar cómo algunos ministros han negado una supuesta cobertura a aquellos que han estado en desacuerdo con ellos o han decidido salir simplemente de su iglesia al encontrar que no se estaba proclamando la verdad. Nosotros tenemos que recordar las palabras del salmista cuando dijo que aquel que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del Omnipotente.

Dios es el único que puede ofrecer protección a los hijos de los hombres. Y esta enseñanza anti bíblica no es más que una manipulación de las emociones, los sentimientos y los temores de aquellos que han sido redimidos por la sangre de Cristo.

Regresa a la cruz y encuentra tu protección en Aquel que dio su vida por ti. Él es verdaderamente tu protección, Él ha prometido caminar contigo y Él ha dicho desde tiempos antiguos:

Aunque pases por las aguas no te abnegarán, aunque pases por el fuego no te quemarás, no temas, porque yo estoy contigo.

Ver la tesis #5

Ver la tesis #7

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *