¿Es bíblico que existan apóstoles hoy en día? Es una pregunta que mucha gente nos hace y está contestada de una manera clara y sencilla en la Tesis #5 para la iglesia de hoy. A continuación les dejamos el video y el transcrito para los que no puedan ver el video:

Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular

Efesios 2:20

Apóstoles y profetas constituyen el fundamento de la iglesia y no oficios para el día de hoy. El Apóstol Pablo escribiendo a los efesios claramente dejó establecido quiénes formaron el fundamento de la iglesia: Apóstoles y profetas, siendo Cristo la piedra angular, la piedra principal y todos los demás que venimos después estamos construyendo sobre aquello que ya ha sido establecido.

Publicidad

¿Cuántas veces establecemos el fundamento o la fundación de una edificación? Una sola vez. De tal forma que cuando oímos hoy en día de nuevos profetas y nuevos apóstoles tenemos que preguntarnos:

  1. ¿Por quién o quiénes fueron ellos constituidos?
  2. ¿Bajo qué criterio?
  3. ¿Bajo qué autoridad de la Palabra tenemos nosotros una continuación del oficio profético y del oficio apostólico?

A la hora de sustituir a Judas el Apóstol Pedro entonces estableció los criterios para aquel que iba a ser su sustituto:

  1. Debería ser alguien que hubiese estado con ellos desde el principio
  2. Y alguien que hubiese sido testigo ocular de la resurrección

(Nota del editor: En las siguientes líneas el Pastor Miguel Núñez no está hablando del sucesor de Judas, está aclarando por qué Pablo fue Apóstol)

Justamente Pablo llenó tales requisitos, él fue un testigo ocular de la resurrección y a la vez él establece cómo fue enseñado directamente a través de una revelación de Jesucristo. De esa forma entonces nosotros concluimos que el profeta de hoy, el apóstol de hoy no tiene el llamado, no tiene la estatura, no tiene el oficio que ocuparon aquellos que fueron escogidos por Dios para una función especial en el momento en que Dios estaba no solamente trayendo su revelación pero también estableciendo su iglesia.

Publicidad

Ver la tesis #4

Ver la tesis #6

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *