jesus borroso

Este es nuestro comentario bíblico sobre la noticia que publicamos ayer acerca del rostro de Jesús, donde un investigador tomó muestras de algunos cráneos del área geográfica y época de Jesús para recrear el rostro típico de un residente de esa región y tener una idea de cómo pudo haber lucido el Maestro.

Publicidad

La mayoría de las personas se imagina a un Jesús alto, de tez clara y pelo rubio largo y lacio. Esa misma imagen fue inculcada por pintores famosos como Leonardo Da Vici y Diego Velázquez. Pero, ¿cómo era realmente Jesús? Para tener una idea de como era, no podemos fiarnos de las pinturas de estos pintores famosos, pues el Jesús que pintan en los cuadros fue un rostro de otra persona que escogieron como modelo para pintarlo. Por ejemplo, en el cuadro de la última cena de Da Vinci, todas las figuras de los discípulos y de Jesús fueron hechas a partir de personas reales que vivían en la época que se pintó el cuadro.

¿Jesús tenía hermosura?

Muchos que opinan que no, y se basan en Isaías 53:2

Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.

Publicidad

Esto es algo que parece contradecir a Salmo 45:2

Eres el más hermoso de los hijos de los hombres;
La gracia se derramó en tus labios;
Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre.

Pero esta aparente contradicción queda resuelta cuando nos metemos en el contexto de Isaías 53. En Isaías 53 se habla de los sufrimientos del Siervo de Jehová. De hecho, es en Isaías 52:13 donde se comienza a hablar de este tema y hay un verso que nos llama mucho la atención:

Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres,

Isaías 53:14

Según podemos interpretar con estos textos, Jesús sí tenía buen parecer y hermosura, pero fueron quebrantadas cuando lo azotaron y crucificaron. De eso es que nos habla Isaías cuando nos dice “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”. Del Cristo que nos habla Isaías es un Cristo azotado y herido.

¿Por qué Judas tuvo que besar a Jesús para que los que lo iban a capturar sepan que era él?

47 Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo.

48 Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle.

Mateo 26: 47-48

Hay quienes sostienen que Jesús se parecía a cualquiera de los otros hombres de la época por el hecho de que Judas tuvo que besarlo para que los que lo iban a capturar lo identificaran. ¿En realidad era este el caso?. Recordemos que Jesús era un personaje muy famoso, no creemos que él fuera tan parecido a los demás que había necesidad de que un conocido tenga que señalarlo para saber cuál era él.

La razón más lógica por la cual Judas tuvo que besarlo para que los captores supieran cuál era Jesús es que era de noche. Poco antes de que lo capturaran, Jesús se había apartado a orar y había encontrado a los discípulos durmiendo dos veces:

43 Vino otra vez y los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño.

44 Y dejándolos, se fue de nuevo, y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras.

45 Entonces vino a sus discípulos y les dijo: Dormid ya, y descansad. He aquí ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores.

46 Levantaos, vamos; ved, se acerca el que me entrega.

Los ojos de los discípulos estaban cargados de sueño. La segunda vez que Jesús encuentra los discípulos durmiendo les dice “Dormid ya, y descansad” y más adelante los despierta diciendo “Levantaos, vamos; ved, se acerca el que me entrega.”. Evidentemente era de noche cuando iban a entregar al Maestro, y es muy probable que haya sido a una hora un poco tarde de la noche, ya que los discípulos estaban rendidos de sueño y la última vez que Jesús los encontró durmiendo les dijo que ya descansaran. Y aquí es donde podemos sacar una conclusión de por qué Judas tuvo que besar al Maestro: Recordemos que en esos tiempos no había energía eléctrica. Todo estaba oscuro. Era difícil identificar rostros. Judas tuvo que acercarse a ellos y mirar sus rostros. El beso era la señal de que ese era el Maestro. Sea feo, bonito, igual o no fuera parecido a los otros, Judas tuvo que buscar una forma de señalarlo porque en la oscuridad se hacía difícil identificar a una persona:

49 Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: !!Salve, Maestro! Y le besó.

50 Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y le prendieron.

Mateo 26:49-50

Descripción de Jesús en Apocalipsis

14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego;

15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

Apocalipsis 1:14-15

Ya aquí se está hablando de Jesucristo Dios, un cuerpo glorificado. Ya aquí él no tiene la apariencia que tuvo de hombre. No tiene una hermosura terrenal, sino una hermosura que sobrepasa todo pensamiento humano. Por algo el Apóstolo Juan, que lo vio como hombre, cayó como muerto al verlo con un cuerpo que sobrepasaba la hermosura humana que Juan estaba acostumbrado a ver.

Y al final, qué importa cómo era Jesús

El motivo de este artículo no es saber cómo era Él, pues algún día veremos su rostro cara a cara. El verdadero propósito es aclarar algunas dudas respecto a este tema, y esperamos que ya estén aclaradas.

Compártelo:

This article has 2 Comments

  1. dios es grande misericordioso,poderoso,el nos da un soplo de vida cada dia y cada noche y dios perdona todo pecador por que sus brazoz estan abiertos para aquellos arrepentidos en su nombre.y seguiremos alabandote y glorificandote por que cristo viene pronto.llenanos de bendicion mi cristo y seguiremos buscandote gracias padre por todo lo k nos das aleluya gloria a dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *