John Macarthur

(www.gracia.org) — La elección o predestinación es el acto de Dios por el cual en el pasado eterno Él escogió a aquellos quienes serían salvos. La elección es incondicional, porque no depende de nada fuera de Dios, tal como las buenas obras o una fe prevista (Ro. 9:16). Esta doctrina es repetidamente enseñada en la Biblia, y es también demandada por nuestro conocimiento de Dios. Para empezar, debemos ver la evidencia bíblica.

La Biblia dice que antes de la salvación, toda persona es muerta en pecado – muerta espiritualmente (Ef. 2:1-3). En ese estado de muerte, el pecador es totalmente incapaz de responder a cualquier estímulo espiritual y entonces incapaz de amar a Dios, obedecerle, o placerle en cualquier manera. La Escritura dice que la mente de cada incrédulo es “enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios” (Ro. 8:7-8, énfasis agregado). Eso describe un estado total de desesperanza: muerte espiritual.

El efecto de todo esto es que ningún pecador puede dar el primer paso en el proceso de la salvación. Esto es lo que Jesús quiso decir en Juan 6:44, cuando dijo, “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero”.

Es también por el cual la Biblia repetidamente reitera que la salvación es completamente la obra de Dios. Considere estos pasajes:

• En Hechos 13:48 leemos, “Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna”.

• Hechos 16:14 nos dice que Lydia fue salva cuando “…el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía”.

• Romanos 8:29-30 dice, “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó”.

• Efesios 1:4-5, 11 dice, “Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad…En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.

• Efesios 2:8 dice que aun nuestra fe es un regalo de Dios.

• En 2 Tesalonicenses 2:13, el apóstol Pablo le dice a sus lectores, “Dios os haya escogido desde el principio para salvación”.

• Segunda Timoteo 1:9 nos dice que Dios “nos…llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”.

Publicidad

Ocasionalmente alguien sugiere que la elección de Dios es basada en Su presciencia de ciertos eventos. Este argumento sugiere que Dios simplemente mira hacia el futuro para ver a quien va a creer, y escoge a aquellos quienes Él ve que lo van a escoger. Pero note que 1 Pedro 1:2 dice que los elegidos son escogidos “según la presciencia de Dios Padre”, y Romanos 8:29 dice, “Porque a los que de antes conoció, también los predestinó”. Y si el conocimiento divino simplemente significa el conocimiento de Dios de lo que va a suceder anticipadamente, entonces esos argumentos no pueden tener nada de peso.

Además eso no es el significado bíblico de la “presciencia”. Cuando la Biblia habla de la presciencia de Dios, se refiere al establecimiento de Dios de una relación de amor con esa persona. La palabra “conocer”, en ambos, el Antiguo y el Nuevo Testamento, se refiere a mucho más que solamente un conocimiento cognitivo de una persona. Tales pasajes como Oseas 13:4-5; Amos 3:2; Romanos 11:2 claramente indican esto. Por ejemplo, 1 Pedro 1:20 dice que Cristo fue “destinado desde antes de la fundación del mundo”. ¡Ciertamente esto significa mucho más que Dios Padre solamente vio hacia el futuro para ver a Cristo!

Significa que Él tenía una relación eterna y amorosa con Dios Padre. Lo mismo es verdad de los elegidos, quienes somos determinados por Dios que “antes conoció” (Ro. 8:29). Eso significa que Él los conoció – los amó – antes de la fundación del mundo.

Publicidad

Si la decisión de Dios para con los elegidos es incondicional, ¿descarta esto la responsabilidad humana? Pablo pregunta y responde a esa misma pregunta en Romanos 9:19-20. Él dice que la decisión de los elegidos es un acto de misericordia. Dejados por sí mismos, aun los elegidos persistirían en el pecado y serían perdidos, porque están tomados de la misma masa caída que el resto de la humanidad. Dios mismo es responsable por su salvación, pero no erradica la responsabilidad de aquellos quienes persisten en el pecado y son perdidos – porque lo hacen voluntariamente, y no bajo compulsión. Ellos son responsables por su pecado, no Dios.

La Biblia afirma la responsabilidad humana junto con la doctrina de la soberanía divina. Además, la oferta de la misericordia en el evangelio es extendido a todos igual. Isaías 55:1 y Apocalipsis 22:17 llama al “que desea” a ser salvo. Isaías 45:22 y Hechos 17:30 manda a todos los hombres a voltear hacia Dios, arrepentirse y a ser salvos. Primera Timoteo 2:4 y 2 Pedro 3:9 nos dice que Dios no está dispuesto a que nadie perezca, pero desea que todos sean salvos. Finalmente, el Señor Jesús dice que “al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37).

En resumen, podemos decir que Dios ha tenido una relación de amor especial con los elegidos desde la eternidad, y en la base de esa relación de amor los escogió para la salvación. La pregunta final del por qué Dios escogió a algunos para la salvación y dejó a otros en su estado pecaminoso, es una que nosotros, con nuestro conocimiento finito, no podemos contestar. Sí sabemos que los atributos de Dios siempre están en harmonía perfecta con los otros, para que la soberanía de Dios siempre opere en perfecta harmonía con Su bondad, amor, sabiduría, y justicia.

Compártelo:

This article has 40 Comments

  1. Así es. Entender la doctrina de la elección supone creer en un Señor soberano y de un amor sobrenatural . Y entender que nuestra naturaleza humana por estar sujeta al pecado ( estamos sujetos al orgullo) creyendo que nuestras acciones pueden salvarnos. El Señor es muy grande y se ha echo pequeño para que le entedamos y nosotros demasiado pequeños (cuando no hemos nacido de nuevo ) para comprenderlo .

  2. Wow… los argumentos vertidos en el texto son totalmente malos, una persona Cristiana de verdad no puede pensar que todo esta predestinado, si todas las personas que se van a salvar ya estan escogidas, quiere decir que todo esta permitido …

    Ojo en el artìculo hay contradicciones…

    1. “Una persona cristiana de verdad no puede creer que todo está predestinado…” ¿Eso lo dicen las Sagradas Escrituras o lo dice usted? Denos una razón válida que apoye su afirmación. Si Dios conoce de antemano que un evento, sea bueno o sea malo, va a suceder y Dios lo permite, ¿no está predestinado a suceder? José dijo a sus hermanos que el mal que ellos pensaron contra él, Dios lo encaminó para bien ( Gen. 50:20). ¿Sabía Dios desde las eternidades que esto sucederia? Sí. ¿Podía Dios prevenirlo? Sí. ¿Lo previnió Dios? No. Dios permitió que los hermanos de José ejercitaran sus malvadas intenciones de sus propios libre albedríos. En ese sentido fué predestinado. Dios no es autor de pecado, sino que simplemente permite al hombre hacer lo que hace. Permitir no significa que Dios está de acuerdo. Sencillamente Dios pone en obra Su plan atravez de Su voluntad permisiva.

      Dios permitió que un espíritu incitara a Acab a la guerra para que muriera como juicio de Dios por su pecado (1 Rey. 22:19-22). Sin ser autor del pecado Dios mueve indirectamente a Acab a su desición porque “Cómo Los repartimientos de las agua, así está el corazón del rey en la mano de Jehová; a todo lo que quiere lo inclina” (Prov. 21:1).

      Judas entregó a Jesús “por determinado consejo y providencia de Dios” (Hechos 2:23). Dios no obligó a Judas. El diablo entró en Judas y Judas lo hizo influenciado por el diablo. ¿Sabía Dios esto desde las eternidades? Sí. ¿Podía Dios prevenirlo? Sí. Si Dios no lo previnió, entonces lo permitió. Estaba predestinado a suceder.

      También Dios puede invadir directamente el corazón del hombre como en el caso de Lidia (Hechos 16:14) y los gentiles que creyeron porque habían sido ordenados para vida eterna (Hechos 13:48). A Los que antes predestinó, también llamó (Rom. 8:30). Dios es el que predestina y los llama. Y los que el predestinó vienen porque el Padre Los trae (Juan 6:44).

      ¿Sabía Dios desde las eternidades que las torres gemelas serían destruidas por terroristas? Sí. ¿Es Dios omnipotente? Sí. Entonces Si es omnipotente y no previnió el ataque a las torres, fué que lo permitió, y por ende, desde las eternidades ya sabiendo que esto sucedería, Dios decidió no intervenir para prevenirlo. Si ya iba a suceder y Dios no lo iba a prevenir, ¿no estaba predestinado? Si el hombre puede hacer o dejar de hacer algo sin el permiso de Dios, entonces es el hombre quién es soberano y no Dios.

      Así que Dios tiene control soberano y conocimiento de antemano de todos y cada uno de los eventos y por ende todo está predestinado. Ya sea que Dios directamente actúe, o por causas secundarias, o indirectamente al permitir que ocurran eventos o permitir que permanezcan sin ocurrir. Aún esta publicación y estos comentarios estaban predestinados. ¿Cómo? Dios sabía que ejercitaríamos nuestro libre albedrío de esta manera y lo permitió. No lo previnió. Lo causó en el sentido de que Él tiene el poder de prevenirlo pero prefirió permitirlo.

      “si todas las personas que se van a salvar ya estan escogidas, quiere decir que todo esta permitido…” Este es el mismo argumento sin fundamento. Nada sucede sin la voluntad permisiva de Dios, pero Dios nunca invade el corazón del hombre para provocarlo a pecar. Ya el hombre de por sí solo peca. Dios únicamente le deja ejercitar su libre albedrío.

      La Biblia no tiene problemas con el tema de la predestinación. Son Los hombres que quieren que la Biblia diga lo que a ellos les parece.

      1. Uaaaaaaaaaaaauuuuuuuuuu!!!! Me encantó tu comentario Ismael, creo de todo mi corazón que lo que acabas de explayar es tal como DIOS dice en Su Palabra que son las cosas… Con mucho respeto y tu autorización, me guardo una copia del texto, y si estas de acuerdo, lo comparto en mi ámbito habitual.

      2. ismael lo que voy a decir no es por contradecir o generar polemica solo deseo aclarar dudas que me han surgido y me gusto su comentario y deseo saber si usted podria aclararme estas dudas.
        1. porque Dios haria una invitacion para todos si no todos seran salvos, mejor dicho El no llamaria a todos??.
        2. el tema de la depravacion total del hombre, osea que es incapaz de buscar de Dios sin la intervencion de El. es biblico?
        3. el libre albedrio es biblico, osea realmente el hombre es responsable de su salvacion o Dios tiene toda la responsabilidad??

    2. Debes leer bien y entender el contexto, elección no significa libertinaje, si has sido salvo vas a buscar andar en santidad y darás gracias a Dios por tu salvación, pero si te escusas en la salvación para hacer y deshacer, eso muestra que no eres salvo. Los textos no se contradicen.

  3. si Dios predestino…. o no predestino..si el sabia o no…. porque mejor no le preguntamos cuando estemos con el…yo solo pienso que si el ya sabia quienes llegarian a ser salvos para que mandar a su hijo a la cruz… prediquemos el evangelio y todo lo demas lo maneja Dios en su soberana voluntad… AMEN

    1. Hugo, te comprendo porque yo pensaba como tu cuando comence a escudrinar este tema. Descubri que mi problema no era falta de informacion en las Sagradas Escrituras sino que mis ideas preconcevidas confligian con lo que la Biblia dice acerca de la predestinacion. Ahora yo no tengo que esperar hasta que este con el Senor para saber si El predestino o no. Ya lo se por que la Biblia lo dice. Si aprendere mas acerca de la predestinacion cuando este con El, pero no hay ninguna duda en mi mente ni mi corazon de la predestinacion. Tu comentario “…si el sabia quienes llegarian a ser salvos para que mandar a su hijo a la cruz…” La razon es porque asi fue que Dios determino desde antes de la fundacion del mundo que ejecutaria Su plan de redencion. Quisiera humildemente animarte a estudiar esta doctrina por ti mismo atravez de las Escrituras. Algunos pasajes de importancia en este tema: Efesios 1:4-5, 11-12; Romanos 8:28-30; 9:11-16; Juan 6:44; 1 Pedro 1:2; Hechos 13:48; 2 Tesalonisenses 2:13; Salmo 65:4; Proverbios 16:4. Solo son algunos pasajes. La misma palabra “predestinar” indica que es determinar algo de antemano.

  4. El error en este articulo no esta en la doctrina de la eleccion, sino en la aplicacion, pues no fuimos escogidos para salvacion sino para santificacion, eso es lo que dice la biblia, Cuando alguien cita a Macarthur para decir esto esta diciendo algo que ni aun Jhon Macarthur dice, hay una diferencia entre ser escogido para santificacion que ser escogido para salvacion pues sin santidad nadie vera a Dios.

  5. Todo esta predestinado aun el MAL segun romanos 8 y 9, Cual es el proposito, la Gloria de Dios, pues no conoceriamos la misericordia, el perdon, la justicia ni la ira de Dios si el mal no se hubiera revelado, ahora Dios es mas amoroso que Cuando el mal no estaba, El mal luego ha sido un instrumento para mostrar la Gloria de Dios, y sera temporal, Comenzo con la rebelion angelica y terminara en el Juicio del trono Blanco. Todas las criaturas conoceran la plenitud de Dios, gracias al mal, al hombre, a los angeles, todo es proposito de Dios.

  6. El libre albeldrio no es una doctrina biblica, si consideramos que Dios decreto limitar su soberania para que el hombre decidiera, el problema con esa creencia es que Dios no es soberano absoluto sino un gran ajedricista que conoces las movidas y permite perder algunas fichas para hacer créer a la gente que tiene control, esto no pensaban los apostoles porque entonces porque pablo dice:
    10 No sólo eso. También sucedió que los hijos de Rebeca tuvieron un mismo padre, que fue nuestro antepasado Isaac. 11 Sin embargo, antes de que los mellizos nacieran, o hicieran algo bueno o malo, y para confirmar el propósito de la elección divina, 12 no en base a las obras sino al llamado de Dios, se le dijo a ella: «El mayor servirá al menor.» 13 Y así está escrito: «Amé a Jacob, pero aborrecí a Esaú.»

    14 ¿Qué concluiremos? ¿Acaso es Dios injusto? ¡De ninguna manera! 15 Es un hecho que a Moisés le dice:

    «Tendré clemencia de quien yo quiera tenerla,
    y seré compasivo con quien yo quiera serlo.»

    16 Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano sino de la misericordia de Dios. 17 Porque la Escritura le dice al faraón: «Te he levantado precisamente para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea proclamado por toda la tierra.» 18 Así que Dios tiene misericordia de quien él quiere tenerla, y endurece a quien él quiere endurecer.

    19 Pero tú me dirás: «Entonces, ¿por qué todavía nos echa la culpa Dios? ¿Quién puede oponerse a su voluntad?» 20 Respondo: ¿Quién eres tú para pedirle cuentas a Dios? «¿Acaso le dirá la olla de barro al que la modeló: “¿Por qué me hiciste así?” » 21 ¿No tiene derecho el alfarero de hacer del mismo barro unas vasijas para usos especiales y otras para fines ordinarios?

    22 ¿Y qué si Dios, queriendo mostrar su ira y dar a conocer su poder, soportó con mucha paciencia a los que eran objeto de su castigo y estaban destinados a la destrucción? 23 ¿Qué si lo hizo para dar a conocer sus gloriosas riquezas a los que eran objeto de su misericordia, y a quienes de antemano preparó para esa gloria?

  7. Mas antibiblico es decir que tu tienes el poder de escoger a Dios, acaso eres mas inteligentes que otros al conocer la verdad, mas santos, que obra puedes atribuirte si te comparas con otra persona el dia de la salvacion, por el contrario si piensas que Dios te escogio miraras y predicaras con mas misericordia sabiendo que la salvacion no proviene de tus obras decisionales sino de Dios, como dijo Nicodemo acaso puede alguien entrar otra vez al vientre de su madre para nacer de nuevo, Nicodemo no era un neofito para hacer la pregunta literal como muchos piensan, lo que Nicodemo hizo fue una pregunta RETÓRICA. (Pregunta de la que no se espera respuesta alguna, pues su objeto no es el de interrogar sino el de intensificar el contenido) y lo que queria decir es que es IMPOSIBLE la salvacion para el hombre, porque lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

  8. Que complicados que son!!!
    Romanos 8:29-30 dice, “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó”.
    Esto habla de una provisión EN CRISTO:
    Efesios 1:4-5, 11 dice, “Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad…En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.

    …SEGUN NOS ESCOGIÓ EN ÉL…
    …EN CRISTO.

    LOS PLANES DE DIOS YA ESTABAN PREPARADOS DESDE ANTES DE LA FUNDACION DEL MUNDO.

    Y SOLO ENTRAN EN LOS PLANES DE DIOS AQUELLOS QUE: RENACIERON.
    “ESTOS SON LOS ESCOGIDOS”, EL QUE RECHAZA ESTA FUERA DEL PLAN DE DIOS.

    …EN EL FUIMOS….. YA FUIMOS… EN PROVISIÒN ESTAMOS SENTADOS EN LOS LUGARES CELESTIALES….

    1. Y a los que no han renacido porque no ha llegado la palabra de Dios donde ellos, como y que va a pasar con esas personas que ya están “escogidas” pero la palabra no ha llegado y talvez no llegue donde ellos, mayormente por ser grupos étnicos el cual la palabra no ha sido traducida a su lengua, o porque existe un cierre y prohibición constante con respecto a la predicación de la palabra, como lo es el caso de Corea del Norte ?

  9. Predestinación – Elección

    Dios encontró al mundo, es decir, a los habitantes, absorbidos por el pecado, “muertos en delitos y pecados” –Ef. 2:1. Él amó a la criatura pero no a sus pecados ni al pecado.

    1. La naturaleza de Dios:
    Él es amor –I Jn. 4:8, 16.
    Él es Justo y Santo –Lev. 11:44; Deut. 32:4.
    Él no puede hacer mal –Gen. 118:25.

    2. Dios dio entregó a su hijo para morir por todos los hombres –Jn. 3:16; Rom. 5:6, 8, 10, 18.
    Cristo se dio a sí mismo –Jn. 10:11, 15.
    Dios hizo la reconciliación para todos –II Cor. 5:19.
    Cristo es la propiciación –I Jn. 2:2; Rom. 11:32; Gal. 3:24.
    Nadie está excluido –Heb. 2:9; Hch. 10:34, 43; II Ped. 3:9.
    No hay otra manera –Hch. 4:12; Juan 14:16.

    3. La parte del hombre “todo aquel que cree” –Jn. 3:16, 36; 5:24. Note Jn. 1:7; 20:31: la palabra creer o cree ocurre alrededor de 90 veces en el Evangelio de Juan solo, probando que la salvación es por fe para “todo aquel que en él  si Dios: “Él”, si Juan: “Juan”, si salvación: “ella” creyere”. Vea Rom. 10:11, 13.
    Primeros ejemplos de la actitud del hombre –Abel y Caín, Gen. 4:1-16. La redención y la salvación están anunciadas en Gen. 3:21. Adán enseñó a sus hijos el camino; Abel no fue aceptado arbitrariamente ni Caín así rechazado. Estudie los resultados de ambos –Mat. 23:34-37; Heb. 11:4; I Jn. 3:12.

    Aparentes contradicciones

    Ef. 1:4, 5, 9, 11. Una nueva creación fue marcada, “nos” es colectiva, no individual. La elección de Dios no determinó mi fe, pero mi fe determinó su elección. ¿Qué/cuál es el beneplácito? Respuesta: para salvar a todo aquel que cree –I Cor. 1:21, no aquel que estaba marcado o elegido.
    El plan, propósito y proceso son absolutos, fijados fijos e irrevocables, independientes de la mano o voz de la criatura. Los resultados son relativos, dependientes de la actitud del hombre hacia el hijo de Dios.
    Objeción: La fe es un don –Ef. 2:8. Compare con Rom. 10:17.

    Porciones difíciles: aparentemente: nombres escritos de antemano, Apoc. 13:8; 17:8. ¿Cuándo fue inmolado el cordero? ¿Cuándo fueron inscritos los nombres? Dios vio una raza desde el principio. La palabra nombre significa “naturaleza” y expresa carácter. La única manera para salir de este dificultad es respaldarse en Ef. 1:4, 5. La nueva creación entera fue inscrita. Los nombres están inscritos en las manos de Dios. Las manos hablan de poder, cuidado y protección. No refiere a nuestro nombre mismo, sino al Nombre como una parte de la nueva creación.
    Sal. 139:15, 16, la V. Mod. y otras versiones dan “días” por “miembros”. Este no fue dicho acerca de David. Él no estaba en las profundidades, refiere a Cristo. Compare Sal. 2:7 con Hch. 13:32-37. Vea también I Cor. 12:12, 13 sustancia sin forma, vea Rom. 4:17.

    Soberanía y voluntad propia: Dios creó todas las cosas soberanamente. Él también planeó una nueva creación soberanamente; su proceso de producción también es soberano. Ninguna criatura tiene mando o voz en éste  si se refiere al proceso. El hombre puede solamente estar de acuerdo con el proceso de Dios, es decir, creerlo y recibirlo. Es la voluntad del hombre lo que determina quién entra. Nadie puede evadir la invitación de Cristo a “todo aquel que cree”, quienquiera a cualquiera que.” Dios no decretó a ciertas personas para ser salvas y otras para no ser salvas sino condenadas  confuso: “ni a otras para ser condenadas” (¿?).

    Dios designa soberanamente a sus siervos. Él escogió a Moisés para guiar y apacentar a Israel; Jeremías fue llamado para ser profeta a en/de/para Israel; Jesús escogió, y equipó a los doce apóstoles para servir. Estudie los dones de Rom. 16:6-8; I Cor. 12. Aquellos hombres no fueron más requeridos por Él a causa de que fueron líderes. La soberanía de Dios está expresada se expresa en la predestinación. Algunos maestros de la Biblia se equivocan y ponen la soberanía de Dios dentro de la esfera de la voluntad humana, los tales pero estos destruyen la libertad de los hombres y contradicen el “quienquiera que” o “cualquiera que”.

    1. Dios no puede hacer el mal, eso es cierto. Pero, ¿Cual es el mal en la elección? ¿Acaso no puede tener Dios misericordia de quien Él quiere? Romanos 9:14-15, 18. Dios es amor, si. Pero, ¿hay alguna ley en todo lo que existe que pueda exigirle a Dios que ame a criaturas caídas, o tiene Dios la absoluta libertad de amar libremente? Si hay alguna ley que exiga que Dios ame a criaturas caídas, ¿cual? ¿Tenía Dios todo el derecho de dejar que toda la humanidad pereciera? ¿Acaso no le había advertido al hombre que el día que desobedezca y coma del fruto moriría? Si el gobernador decide hacer clemencia ejecutiva y perdonar a tres criminales y no perdonar a los demás, ¿hace el gobernador alguna injusticia? Los que no reciben clemencia reciben el castigo que la justicia exige. No hay ninguna injusticia. Los que reciben clemencia reciben misericordia, la cual el gobernador no le debe ya que infrigieron la ley. Si un mero hombre como el gobernador puede dar o restringir clemencia a criminales, ¿acaso no puede el Dios soberano absoluto en justicia dar clemencia a quien Él quiere y a quien no quiere no se la da? ¿Nadie está excluido? ¿Que tal los muchos que están en el infierno? Hechos 10:34 no dice que nadie está excluido, sino que el contexto exige que el arrepentimiento no es solo para Judios sino tambien para Gentiles (Hechos 11:18). En 2 Pedro 3:9, ¿quienes son “todos” sino nosotros? Pedro no dice que Dios es paciente para con todo el mundo, sino para con “nosotros.” Dios no quiere que ninguno de “nosotros” nos perdamos. ¿Quienes somos “nosotros”? Esta es la segunda carta que Pedro escribe (2 Pd. 3:1), y es en su primera carta que vemos a quien es dirigida. A los expatriados “elegidos” (1 Pd. 1:1-2). El “nosotros” de 2 Pedro 3:9 somos los elegidos. Todavía habian y hay elegidos que Dios no quiere que se pierdan y es paciente para con los tales. Mahatma Gandhi fué el que dijo: “Dios ama al pecador pero aborrece su pecado.” Encuentro la Biblia declarando algo distinto: Salmo 5:5 y 11:5. ¿A quién le creo, a Gandhi o a la Biblia? Si Cristo se dió para todos, ¿van todos para el cielo? ¿Le creo al Universalismo o a la Biblia? “Para todo aquel que cree,”… bién, así lo creo. Ahora ¿Quienes son los que creen? ¿Hay quién de su propia voluntad busque a Dios y cree? Salmo 14:2-3; 53:2-3; Juan 6:44; Romanos 6:10-12; Efesios 4:18. Pregunto en otra manera. Antes de tener fe el hombre está en su estado natural y muerto en delitos y pecados. ¿Puede el hombre natural, el hombre de mente carnal, hacer algo espiritual, como creer en Cristo? Juan 6:63; Romanos 8:7. Si la mente carnal puede tener fe, entonces la carne si aprovecha. ¿Qué se necesita para agradar a Dios? Hebreos 11:6. ¿Puede la carne agradar a Dios? Romanos 8:8; Juan 6:63; Jeremias 13:23. Si la fe viene antes de la elección, entonces la carne si aprovecha para algo y si puede agradar a Dios. Y esto es un problema que contradice las Escrituras. Pero si la fe es producto de la elección, entonces el problema se resuelve. Esto nos lleva a preguntar, ¿Precede la fe a la elección o precede la elección a la fe? A ver, Juan 6:44 declara que nadie puede venir a Jesús si el Padre no le trajese. ¿Que significa venir a Jesús? El patrón en Juan 6:35 demuestra que venir es creer. Dado este caso Juan 6:44 indica que ninguno puede creer en Jesús si el Padre no le trajese. ¿Qué hace Dios para deshacer el problema del hombre?
      No hay quien entienda (Ro. 3:11) – Dios los enseña (Jn. 6:45)
      No hay quien busque a Dios (Ro. 3:11) – El Padre los da y los trae para que vengan (Jn. 6:37, 44)
      El hombre está muerto (Ef. 2:1) – Dios lo resucita (Ef. 2:5-6)
      El hombre tiene el corazón entenebrecido (Ro. 1:21) – Dios abre el corazón para que atienda (Hechos 16:14)
      Entonces la fe viene por el oir y el oir por la Palabra de Dios (Rom. 10:17). Vemos que la fe no es producto del hombre sino de la Palabra de Dios, y es Dios el que concede la fe en Cristo (Fil. 1:29).
      Según Romanos 8:30, ¿es la fe primero que la elección, o es la elección primero que la fe? Según ese pasaje todos los que llamó, también los justificó. Pero el requisito para la justificación es la fe. Entonces es obvio que a esos que Dios llamó, ese llamado produjo la fe para justificarlos. El llamado ocurre antes de la fe. ¿A quienes llamó? A los que predestinó, los cuales a su vez conoció (Ro. 8:29-30). Obviamente si justificó a los que llamó, entonces no llamó a todos, sino a los que predestinó. Y predestinó a los que conoció. Obviamente no los conoció a todos. ¿Que significa entonces conocer? Génesis 44:1 y Éxodo 33:17 indica relación. Indica que Dios hace a ciertos individuos objetos de Su gracia. Pero, ¿no es la elección en base a la presciencia de Dios (1 Ped. 1:2)? Si, pero presciencia no significa que Dios miró hacia el futuro para ver quien responderia con fe y luego hacer su elección en base a esa fe prevista de antemano. Presciencia esta traducida en su forma verbal como destinado en 1 Pedro 1:20. Hechos 2:23 dice que Jesús fué “…entregado por el DETERMINADO CONSEJO y ANTICIPADO CONOCIMIENTO de Dios,…” Anticipado conocimiento es presciencia. Pero los siguientes dos puntos revelan que significa la presciencia de Dios. 1) El determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios se resumen en Hechos 4:28: que todos los que se juntaron contra Jesús fué “para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían ANTES DETERMINADO que sucediera.” Fué Dios quien determinó lo que sucediera y fué por su mano (obra) y su consejo (voluntad, propósito). 2) La construcción gramática de Hechos 2:23 hacen que “determinado consejo” y “anticipado conocimiento” signifiquen la misma cosa, esto es, la anticipada determinación indicada en Hechos 4:28. El determinado consejo indica la voluntad soberana de Dios y el anticipado conocimiento indica la sabiduría infinita de Dios y su absoluta capacidad de pensar y planificar lo que ha de suceder así como en Isaias 46:10-11. Entonces en 1 Pedro 1:2 somos elegidos según el plan o la determinación soberana de Dios. Ese plan o determinación anticipada es la de santificarnos con Su Espríritu para obedecer (creer el evangelio) y ser rociados con la sangre de Jesucristo. Dios escoge para santificar (Ef. 1:4; 2 Tes. 2:13). Si la fe ocurre antes de la elección, entonces el individuo es santificado antes de ser escogido. Pero según la Biblia, el individuo es escogido para ser santificado. Los hombres quieren creer que el pecador tiene la capacidad de escoger a Dios, pero la Biblia dice que no y que es Dios el que escoge al hombre, pues son todos a quellos que están ordenados (predestinados) para vida eterna los que creen (Hechos 13:48).
      ¿Son bienaventurados aquellos que tienen fe o aquellos que Dios escoge? Salmo 65:4.
      Si es el hombre el que primero tiene fe, entonces, ¿cual es la bienaventuranza si el hombre lo logró sin la ayuda de Dios?
      ¿Hacen mal o bien (como creer) los hombres antes de que Dios los escoja o depende la elección del propósito de Dios? Romanos 9:11; Efesios 1:11.
      ¿Depende la elección del que quiere o del que corre, o depende de la misericordia de Dios? Romanos 9:16.
      Entonces, si el hombre primero cree y luego es escogido, no depende del propósito de Dios ni de la misericordia de Dios.

      Elección colectiva es otro intento de escapar la clara enseñanza de la elección de individuos. ¿No está la colección compuesta por INDIVIDUOS? Si Pablo le escribe a un grupo compuesto de individuos, ¿no es lógico que utilice el nos? Pero este “nos” no excluye ni refuta la elección individual, pues Juan escribe a la señora “elegida” y a sus hijos (2 Jn. 1:1). Está expresado como elección individual y no colectiva. Pero termina Juan diciendo la misma expression de otra mujer (la hermana de la elegida) que es elegida también (2 Jn. 1:13). Es bastante obvio que la idea de que la elección es colectiva y no individual es una falacia linguística. El hecho de que en un sentido la elección es colectiva, ¿prueba que no hay elección de individuos? Si aplicamos esa falacia linguística, caemos en un grave problema. Si decir que “nos” prueba que la elección es colectiva y no individual, entonces en Romanos 3:23 la expresión “todos pecaron” significa que el acto de pecar es colectivo y no individual. Es obvio que cada individuo peca y que cada uno de estos individuos que pecan hacen el conjunto de pecadores. De la misma manera, cada individuo que es escogido forma el conjunto de la colectividad de escogidos.

      La interpretación de Apoc. 13:8; 17:8 necesita elaboración y respaldo bíblico. Sigue establecido que los nombres de los escogidos fueron escritos desde la fundación del mundo al igual que el cordero fue inmolado desde el principio del mundo. El cordero no había sido todavia inmolado hasta que Cristo murió en la cruz, pero en la mente de Dios sus propósitos son una realidad inquebrantable que Dios expresa en tiempo pasado. Ej: Isaias 53:3-5 habla en tiempo pasado de un evento que sucedería en casi ochocientos años en el futuro. Romanos 8:30 habla en tiempo pasado de la glorificación de los escogidos apesar de que la glorifiación es futura. De la misma manera, los nombres escritos desde la fundación del mundo indica la realidad inquebrantable en la mente de Dios de la salvación de sus escogidos

    2. Jonathan
      Además estoy aprendiendo de la doctrina de la predestinación. Hay predestinación colectiva sin predestinación individual? Tiene algo de sentido que la elección es en Cristo, pero me parece que entonces el individuo hace su elección de Dios primero para luego ser escojido por Dios, según lo que leo en tu comentario. Corríjeme si diciendo mal.

  10. Dios no puede hacer el mal, eso es cierto. Pero, ¿Cual es el mal en la elección? ¿Acaso no puede tener Dios misericordia de quien Él quiere? Romanos 9:14-15, 18. Dios es amor, si. Pero, ¿hay alguna ley en todo lo que existe que pueda exigirle a Dios que ame a criaturas caídas, o tiene Dios la absoluta libertad de amar libremente? Si hay alguna ley que exiga que Dios ame a criaturas caídas, ¿cual? ¿Tenía Dios todo el derecho de dejar que toda la humanidad pereciera? ¿Acaso no le había advertido al hombre que el día que desobedezca y coma del fruto moriría? Si el gobernador decide hacer clemencia ejecutiva y perdonar a tres criminales y no perdonar a los demás, ¿hace el gobernador alguna injusticia? Los que no reciben clemencia reciben el castigo que la justicia exige. No hay ninguna injusticia. Los que reciben clemencia reciben misericordia, la cual el gobernador no le debe ya que infrigieron la ley. Si un mero hombre como el gobernador puede dar o restringir clemencia a criminales, ¿acaso no puede el Dios soberano absoluto en justicia dar clemencia a quien Él quiere y a quien no quiere no se la da? ¿Nadie está excluido? ¿Que tal los muchos que están en el infierno? Hechos 10:34 no dice que nadie está excluido, sino que el contexto exige que el arrepentimiento no es solo para Judios sino tambien para Gentiles (Hechos 11:18). En 2 Pedro 3:9, ¿quienes son “todos” sino nosotros? Pedro no dice que Dios es paciente para con todo el mundo, sino para con “nosotros.” Dios no quiere que ninguno de “nosotros” nos perdamos. ¿Quienes somos “nosotros”? Esta es la segunda carta que Pedro escribe (2 Pd. 3:1), y es en su primera carta que vemos a quien es dirigida. A los expatriados “elegidos” (1 Pd. 1:1-2). El “nosotros” de 2 Pedro 3:9 somos los elegidos. Todavía habian y hay elegidos que Dios no quiere que se pierdan y es paciente para con los tales. Mahatma Gandhi fué el que dijo: “Dios ama al pecador pero aborrece su pecado.” Encuentro la Biblia declarando algo distinto: Salmo 5:5 y 11:5. ¿A quién le creo, a Gandhi o a la Biblia? Si Cristo se dió para todos, ¿van todos para el cielo? ¿Le creo al Universalismo o a la Biblia? “Para todo aquel que cree,”… bién, así lo creo. Ahora ¿Quienes son los que creen? ¿Hay quién de su propia voluntad busque a Dios y cree? Salmo 14:2-3; 53:2-3; Juan 6:44; Romanos 6:10-12; Efesios 4:18. Pregunto en otra manera. Antes de tener fe el hombre está en su estado natural y muerto en delitos y pecados. ¿Puede el hombre natural, el hombre de mente carnal, hacer algo espiritual, como creer en Cristo? Juan 6:63; Romanos 8:7. Si la mente carnal puede tener fe, entonces la carne si aprovecha. ¿Qué se necesita para agradar a Dios? Hebreos 11:6. ¿Puede la carne agradar a Dios? Romanos 8:8; Juan 6:63; Jeremias 13:23. Si la fe viene antes de la elección, entonces la carne si aprovecha para algo y si puede agradar a Dios. Y esto es un problema que contradice las Escrituras. Pero si la fe es producto de la elección, entonces el problema se resuelve. Esto nos lleva a preguntar, ¿Precede la fe a la elección o precede la elección a la fe? A ver, Juan 6:44 declara que nadie puede venir a Jesús si el Padre no le trajese. ¿Que significa venir a Jesús? El patrón en Juan 6:35 demuestra que venir es creer. Dado este caso Juan 6:44 indica que ninguno puede creer en Jesús si el Padre no le trajese. ¿Qué hace Dios para deshacer el problema del hombre?
    No hay quien entienda (Ro. 3:11) – Dios los enseña (Jn. 6:45)
    No hay quien busque a Dios (Ro. 3:11) – El Padre los da y los trae para que vengan (Jn. 6:37, 44)
    El hombre está muerto (Ef. 2:1) – Dios lo resucita (Ef. 2:5-6)
    El hombre tiene el corazón entenebrecido (Ro. 1:21) – Dios abre el corazón para que atienda (Hechos 16:14)
    Entonces la fe viene por el oir y el oir por la Palabra de Dios (Rom. 10:17). Vemos que la fe no es producto del hombre sino de la Palabra de Dios, y es Dios el que concede la fe en Cristo (Fil. 1:29).
    Según Romanos 8:30, ¿es la fe primero que la elección, o es la elección primero que la fe? Según ese pasaje todos los que llamó, también los justificó. Pero el requisito para la justificación es la fe. Entonces es obvio que a esos que Dios llamó, ese llamado produjo la fe para justificarlos. El llamado ocurre antes de la fe. ¿A quienes llamó? A los que predestinó, los cuales a su vez conoció (Ro. 8:29-30). Obviamente si justificó a los que llamó, entonces no llamó a todos, sino a los que predestinó. Y predestinó a los que conoció. Obviamente no los conoció a todos. ¿Que significa entonces conocer? Génesis 44:1 y Éxodo 33:17 indica relación. Indica que Dios hace a ciertos individuos objetos de Su gracia. Pero, ¿no es la elección en base a la presciencia de Dios (1 Ped. 1:2)? Si, pero presciencia no significa que Dios miró hacia el futuro para ver quien responderia con fe y luego hacer su elección en base a esa fe prevista de antemano. Presciencia esta traducida en su forma verbal como destinado en 1 Pedro 1:20. Hechos 2:23 dice que Jesús fué “…entregado por el DETERMINADO CONSEJO y ANTICIPADO CONOCIMIENTO de Dios,…” Anticipado conocimiento es presciencia. Pero los siguientes dos puntos revelan que significa la presciencia de Dios. 1) El determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios se resumen en Hechos 4:28: que todos los que se juntaron contra Jesús fué “para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían ANTES DETERMINADO que sucediera.” Fué Dios quien determinó lo que sucediera y fué por su mano (obra) y su consejo (voluntad, propósito). 2) La construcción gramática de Hechos 2:23 hacen que “determinado consejo” y “anticipado conocimiento” signifiquen la misma cosa, esto es, la anticipada determinación indicada en Hechos 4:28. El determinado consejo indica la voluntad soberana de Dios y el anticipado conocimiento indica la sabiduría infinita de Dios y su absoluta capacidad de pensar y planificar lo que ha de suceder así como en Isaias 46:10-11. Entonces en 1 Pedro 1:2 somos elegidos según el plan o la determinación soberana de Dios. Ese plan o determinación anticipada es la de santificarnos con Su Espríritu para obedecer (creer el evangelio) y ser rociados con la sangre de Jesucristo. Dios escoge para santificar (Ef. 1:4; 2 Tes. 2:13). Si la fe ocurre antes de la elección, entonces el individuo es santificado antes de ser escogido. Pero según la Biblia, el individuo es escogido para ser santificado. Los hombres quieren creer que el pecador tiene la capacidad de escoger a Dios, pero la Biblia dice que no y que es Dios el que escoge al hombre, pues son todos a quellos que están ordenados (predestinados) para vida eterna los que creen (Hechos 13:48).
    ¿Son bienaventurados aquellos que tienen fe o aquellos que Dios escoge? Salmo 65:4.
    Si es el hombre el que primero tiene fe, entonces, ¿cual es la bienaventuranza si el hombre lo logró sin la ayuda de Dios?
    ¿Hacen mal o bien (como creer) los hombres antes de que Dios los escoja o depende la elección del propósito de Dios? Romanos 9:11; Efesios 1:11.
    ¿Depende la elección del que quiere o del que corre, o depende de la misericordia de Dios? Romanos 9:16.
    Entonces, si el hombre primero cree y luego es escogido, no depende del propósito de Dios ni de la misericordia de Dios.

    Elección colectiva es otro intento de escapar la clara enseñanza de la elección de individuos. ¿No está la colección compuesta por INDIVIDUOS? Si Pablo le escribe a un grupo compuesto de individuos, ¿no es lógico que utilice el nos? Pero este “nos” no excluye ni refuta la elección individual, pues Juan escribe a la señora “elegida” y a sus hijos (2 Jn. 1:1). Está expresado como elección individual y no colectiva. Pero termina Juan diciendo la misma expression de otra mujer (la hermana de la elegida) que es elegida también (2 Jn. 1:13). Es bastante obvio que la idea de que la elección es colectiva y no individual es una falacia linguística. El hecho de que en un sentido la elección es colectiva, ¿prueba que no hay elección de individuos? Si aplicamos esa falacia linguística, caemos en un grave problema. Si decir que “nos” prueba que la elección es colectiva y no individual, entonces en Romanos 3:23 la expresión “todos pecaron” significa que el acto de pecar es colectivo y no individual. Es obvio que cada individuo peca y que cada uno de estos individuos que pecan hacen el conjunto de pecadores. De la misma manera, cada individuo que es escogido forma el conjunto de la colectividad de escogidos.

    La interpretación de Apoc. 13:8; 17:8 necesita elaboración y respaldo bíblico. Sigue establecido que los nombres de los escogidos fueron escritos desde la fundación del mundo al igual que el cordero fue inmolado desde el principio del mundo. El cordero no había sido todavia inmolado hasta que Cristo murió en la cruz, pero en la mente de Dios sus propósitos son una realidad inquebrantable que Dios expresa en tiempo pasado. Ej: Isaias 53:3-5 habla en tiempo pasado de un evento que sucedería en casi ochocientos años en el futuro. Romanos 8:30 habla en tiempo pasado de la glorificación de los escogidos apesar de que la glorifiación es futura. De la misma manera, los nombres escritos desde la fundación del mundo indica la realidad inquebrantable en la mente de Dios de la salvación de sus escogidos.

  11. predestinación Editar

    Juan Calvino “creía en la predestinación, es decir, en que desde el principio de la Creación Dios había predeterminado ya quién se salvaría y quién se condenaría”.[3] Aunque pudiera parecer que una doctrina en la que, independientemente de lo que uno haga, Dios ya ha predeterminado si éste se salvará o no, no sea el mejor estímulo para alentar un comportamiento moral,

    1. Guillermo, quizá soy yo, pero me parece que tu comentario es un pensamiento (o varios) incompleto. Podrías elaborar? Estás diciendo que la predestinación es lo que citastes de Calvino o algo diferente? Qué sugieres sea un mejor estímulo para alentar un comportamiento moral? Qué respaldo bíblico puedes contribuir? Hasta ahora la mayoria de los comentarios que he leido tienen buenas premisas que llevan pensamiento completo y respaldo bíblico. Creo que lo que expresaste es interesante, pero no hace mucho sentido.

  12. Gracias a todos por los elaborados comentarios. Hay algo que me angustia: ¿acaso crea Dios almas, un nacimiento detrás de otro, hasta el fin de los tiempos, sabiendo -mejor dicho, disponiendo- que la mayoría de los nuevos seres se condenará a sufrir por siempre en el infierno? Esto es algo que se me dio por pensar y me atormenta. Por otro lado, no puedo comprender, en base a mis limitaciones humanas, cómo puede existir un amor compelido, obligado. ¿Puede el hombre amar si es Dios el que lo impulsa, lo elige y hasta “irresistiblemente” hace que uno lo ame? A veces suelo pensar en base al esquema del amor humano, el único que conozco… y me pregunto: si la predestinación es como lo sostiene el calvinismo (y creo que lo es, que es doctrina bíblica); qué regalo le hago yo a Dios? ¿Dónde está mi parte en ese amor? Para decirlo en otras palabras, y como hombre (varón), no puedo dejar de pensar que el amor es deseo, conquista, regalo, protección, etc. En suma, ¿qué le damos a Dios si el lo hace todo? ¿Se goza Dios en un amor que es hechura cien por ciento suya? Perdonen, pero sufro al pensar estas cosas, y estoy detenido por esto en mi desarrollo cristiano. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *