terroristas matan cristianos a balazos en el mar

(www.noticiacristiana.com) — Los terroristas somalíes de Al-Shabad les taparon los ojos con sus propias ropas a unos cristianos para luego acribillarlos a balazos.

Publicidad

Al-Shabad, -el movimiento yihadista islámico de Somalia-, sigue martirizando a los cristianos para poder construir una nación enteramente musulmana, de corte wahabí, en el cuerno de África.

La agrupación terrorista se unió a Al-Qaeda, y aplica la sharia despiadadamente. Liderados por el inefable Abu Zubeyr, y retando sin complejos a las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército somalí, las fuerzas etíopes y varias milicias progubernamentales, continua con sus brutales ejecuciones.

En un vídeo lanzado a la red hace dos días, muestra a media docena de cristianos, la cual fue ejecutada a ráfagas de AK-47 en el mar somalí.

Publicidad

Sus captores les tapan los ojos con sus propias ropas para, después, obligarles a meterse en el agua y dejar caer sobre ellos una lluvia de balas. Los cadáveres son dejados más tarde en la playa, hasta que se pudren.

Clásico terrorismo en Kenia
Al Shabaab se ha transformado, de su idea original de crear un estado islámico en Somalia, a funcionar como el clásico grupo terrorista atacando objetivos en Kenia, amenazando con ataques a los centros comerciales.

Se calcula que tiene unos 3000 integrantes, muchos de ellos en células durmientes esperando órdenes de atacar. Su líder, Zubeyr, por quien Washington ofrece una importante recompensa. Pero cada pocos meses aparece un nuevo personaje que se erige como líder de la organización o a quien Estados Unidos asegura haber abatido.

Uno de sus primeros actos terroristas que ocupó las portadas internacionales, fue el atentado en Uganda en el copa mundial de futbol del 2010 en el que mataron a 76 personas.

En el terreno más doméstico, Al Shabaab, es responsable de lapidaciones en Somalia, como una forma más de ejercer el poder al estilo talibán.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *