La mujer virtuosa es corona de su marido

En uno de nuestros artículos anteriores hablamos de la virtud de Rut, y aprendimos de ella la increíble fe que tuvo al salir de su tierra a un lugar desconocido. Aprendimos la manera tan increíble en la que amó al Señor y el apoyo moral que dio a su suegra.

La virtud es algo que debe acompañar a cada hombre y mujer de Dios, aunque en esta serie de artículos sobre la virtud, damos un mensaje directo para aquellas mujeres que en verdad desean agradar al Señor.

Proverbios capitulo 12 nos habla sobre la virtud de la mujer. Mientras nuestro proverbista Salomón es inspirado a dar una serie de consejos sobre la sabiduría, nos presenta nuevamente a la mujer virtuosa:

La mujer virtuosa es corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos.

Proverbios 12:4

De una mujer verdaderamente virtuosa podemos presentar muchas cualidades (7 cualidades de una mujer virtuosa), y podemos comenzar presentando a aquella mujer que teme al Señor. En ese aspecto, una mujer que teme al Señor y guarda sus mandamientos, expresa una virtud innegable, y si está casada, ciertamente el autor no se equivoca en decir que es una corona de su marido.

¿Se imagina usted lo feliz que debe estar un esposo con una mujer de este tipo? Por otro lado, la mujer que no es virtuosa, como el propio Salomón la describe, “la mala”, no es como una corona sino como carcoma en sus huesos.

Mujer que lee este artículo, ¿qué tipo de mujer eres, la mala o la que es como corona en la cabeza de su marido? Que esta pregunta sea respondida en tu corazón y a la vez busques la manera de orar a Dios pidiendo que te ayude a ser una mujer virtuosa.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *