Maridos, dad honor a vuestras mujeres como a vaso más frágil

¿A qué se refiere Pedro cuando dice que los esposos deben dar honor a sus esposas como a vaso más frágil? Esto no tiene nada que ver con machismo ni con tener a las mujeres como un ser inferior. Primero piensa, ¿cómo tratarías a un vaso frágil? Lo tratas con mucho cuidado. De esta manera, debemos tratar a nuestras esposas de una manera excelente, dándoles el lugar que se merecen.

Amarlas y honrarlas, tratarlas solo con amor y valorar su rol dentro del matrimonio. Debemos agradecer a Dios por esta enorme bendición que nos ha permitido, bendición que como maridos debemos ser responsables y darles a nuestras esposas el honor y el lugar que se merecen:

Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

1 Pedro 3:7

El marido piadoso siempre tendrá buenas intenciones con su esposa, no la tratará mal, no tendrá diferencia con ella, la honrará todo el tiempo. Si hacemos todas estas cosas, todo será mejor dentro del matrimonio, pues estamos cumpliendo con nuestro deber como esposos.

La enseñanza de Pedro es muy clara, pues el esposo debe cuidar de la esposa, tratarla bien, compartir con ella, ser paciente y hacer todo con ella de buena voluntad.

Este el compromiso que el hombre piadoso, de conocer bien a su esposa, tratarla bien, cuidarla, ser paciente y amable con ella. Así que, maridos traten siempre bien a sus esposas, sigan siendo amables y piadosos, utilicen la sabiduría que Dios les da, oren y pidan a Dios que les ayude a seguir tratando a sus esposas con amor.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *