Estad así firmes en el Señor

Hermanos, ¿De qué forma podemos estar firmes en El Señor? Porque ante todas las circunstancia y momentos difíciles que pasamos en los caminos, se escucha una voz engañadora queriéndonos desviar del propósito del Señor.

Pero no estamos solos en esta lucha, porque tenemos un escudo grande en nuestro frente para poder ser cubiertos de los dardos del enemigo, para resistir en los días malos, y así cuando todo haya acabado, pues recibamos la paz que Dios siempre permite en nuestras vidas.

Recordemos que para estar firmes y seguir adelante en el nombre del Señor, debemos encomendarnos siempre a Él, escuchar Su voz, orar fervientemente y escudriñar Su Santa Palabra para poder vencer al enemigo.

A través de esta búsqueda del Señor podemos estar firmes en Él. Es por eso que en la carta a los filipenses Pablo dijo lo siguiente:

Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados.

Filipenses 4:1

El apóstol Pablo les exhortaba mantenerse firmes, recordar la promesa del Señor, a espera el gran día de la venida del Señor, por eso ellos no debían desmayar ante ninguna dificultad, más bien permanecer firmes en el Señor.

Es claro que la firmeza de los filipenses era en un sentido el trofeo de Pablo. ¿Estás tú firme en el Señor? Recuerda que por nosotros mismos no podemos sostenernos. Así que, acerquémonos más al Señor, creamos más en Él y pidámosle que nos ayude siempre a estar firmes en Él para recibir nuestro galardón aquel Glorioso Día.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *