Seamos sobrios

La Biblia nos manda a que seamos sobrios, y esa palabra se utiliza con el significado de que no debemos emocionarnos con las cosas de este mundo, sino que debemos vivir una vida sabiendo que la venida del Señor se acerca y no debe ser esto una sorpresa para nosotros como para aquellos quienes no le conocen.

Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

1 Tesalonicenses 5:8

Pablo, en Tesalonicenses capítulo 5 hablaba del “día del Señor”, haciéndoles entender que en ese gran día Jesús vendrá como ladrón en la noche, sin embargo, esto simplemente para los hijos de tinieblas, ya que a nosotros, quienes somos del día, no nos debe sorprender como ladrón en la noche.

En medio de un mundo sumergido en el pecado debemos ser sabios, sobrios, no apegándonos a las cosas que el mundo nos ofrece, sino sabiendo que la venida del Señor se aproxima y debemos cada día fortalecernos con la coraza de fe y de amor.

Oh amado lector, lo cierto es que Cristo viene pronto y debemos confiar fuertemente en esa promesa, esperanzados de que un día estaremos por toda una eternidad dando gloria al único soberano Dios.

Que esta libertad no sea tropezadero para los débiles
Creados en Cristo Jesús para buenas obras
Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *