Estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido

Estar firmes es uno de los mensajes principales para la iglesia del nuevo testamento debido a las constantes persecuciones en las que se veían involucrados por su fe, por sus creencias, y esto no solamente va para la iglesia del nuevo testamento, sino para nosotros, quienes posiblemente no padecemos persecución física, pero sí de los placeres de este mundo nos asechan para que cambiemos la doctrina de Cristo por ellos.

Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.

2 Tesalonicenses 2:15

Este verso comienza diciendo “así que”, lo que denota que Pablo estaba dando un consejo en los versos anteriores. Y sí, anterior a esos versos, Pablo hablaba de la venida de Cristo y también decía que hemos sido escogidos para salvación, entonces, por eso dice: “Así que, hermanos, estad firmes”.

Es muy importante que retengamos lo que hemos aprendido de las Escrituras, que en medio de una generación que apuesta por el pecado, seamos antorchas encendidas en medio de la oscuridad más densa que nos quiera azotar.

La Biblia nos da diversos ejemplos de lo que es retener la doctrina de Cristo, y el apóstol Pablo es uno de ellos, quien siendo en el pasado un fariseo, celoso de la Ley, teniendo múltiples títulos y siendo un hombre de gran importancia, pudo echar todo a la basura por el amor de Cristo.

Amados hermanos, retengamos la sana doctrina y las buenas costumbres que hemos aprendido.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *