Jesús te está llamando, ¿estás dispuesto a seguirlo?

El llamamiento de nuestro Señor para nuestra vida es muy especial, por Su gran amor que nos tiene, Su cuidado y gran misericordia que nos acompaña cada día.

Como creación suya, debemos obedecer y actuar cuando el Señor nos llama a que estemos en sus caminos, a que le sigamos y obremos bajo Su voluntad.

Es tan especial el amor de Dios por nosotros, que aun siendo pecadores, podemos ir delante de Él y con un corazón contrito, humillado, cargado y Él nos aceptará.

Pasando Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió.

Mateo 9:9

Mateo era recaudador de impuestos, uno de los oficios que más dinero dejaba en la época. Con todo esto, cuando Jesús le dijo a Mateo “sígueme”, este ni siquiera lo pensó, sino que inmediatamente dejó todo lo que estaba haciendo para seguir al Maestro.

¿Tú estás dispuesto a seguir al Maestro cuando a te llame? ¿Harías igual que Mateo, que no dudó y lo siguió dejando todo? Él está a la puerta y te llamará, no tardes a responder a Su llamado.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos: