Guardaos de los ídolos

La Biblia advierte sobre la adoración a los ídolos, Dios nos ha dejado claro a través de Su Palabra que los dioses de madera y yeso creados por hombres no pueden hacer nada por nosotros, y adorarlos es pecado.

En numerosas ocasiones dentro de la Biblia vemos advertencias contra tales cosas, pero en este artículo nos concentraremos en un solo versículo, específicamente de la primera carta de Juan:

Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.

1 Juan 5:21

Lo principal que debemos recordar luego de leer este versículo, es que nuestro Dios es el único y verdadero Dios. Ninguna estatua ni pintura tiene ningún poder, ni siquiera se mueven, menos harán algo nunca por nosotros.

Sabemos que muchos hoy en día no reconocen a Dios como su único y suficiente Dios eterno, que adoran cuadros hechos por manos de hombres, imágenes de personas famosas, pero lo que muchos no saben es que hubo uno que fue sacrificado por la humanidad, este es el milagro más maravilloso, más que cualquier cosa que pueda hacer alguien que los mortales tilden como héroe.

¿Podemos tomar para nosotros este versículo que acabamos de leer en este artículo? Pues claro, y yo diría que deberíamos llevarlo más allá, pensar que un ídolo no solamente puede ser una estatua de piedra, yeso o madera, o una pintura, un ídolo puede ser cualquier otra cosa que pueda quitarle a Dios el lugar que merece en nuestras vidas.

Muchos idolatran un artista o cualquier otra figura famosa, como un presidente, pero no solo famosos, también podríamos llegar a idolatrar otras cosas como el dinero, un negocio, hasta un hijo.

Cuidémonos de los ídolos, pongamos a Dios siempre en primer lugar, recordemos el sacrificio de Jesús en la cruz para limpiarnos de nuestros pecados, guardémonos de adorar otra cosa que no sea nuestro Dios.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *