A los que le temen a Dios les irá bien

La Biblia nos enseña acerca de la sabiduría que hay en la misma, nos da luz para que podamos seguir accionando delante del Señor, caminando bajo Sus estatutos, tomando los buenos consejos que cada día están frente a nuestros ojos.

Las obras de los malos hacen que sus días sean cortos, hacen que sean avergonzados, sus malas obras caen como hoja una seca cae de un árbol, pero la obra del hombre justo y que hace el bien, que camina conforme a la voluntad de Dios, ésta florece y sus hojas se mantienen verdes, y sus días son largos bajo el cuidado y la misericordia de Dios.

Siempre habrá una diferencia del hombre que hace maldad y que no teme al Dios todopoderoso, al hombre cuyo temor hacia Dios es fuerte, es bienaventurado, es sabio y toma los consejos del Señor, los practica y los guarda en su corazón.

12 Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia;
13 y que no le irá bien al impío, ni le serán prolongados los días, que son como sombra; por cuanto no teme delante de la presencia de Dios.

Eclesiastés 8:12-13

Ciertamente podemos ver lo que el sabio Salomón podía ver en su reinado, este hombre podía ver cómo los días de los hombres impíos se terminaban, pero también podía ver que sus obras también eran olvidadas. Podemos notar la diferencia. ¿Donde?

El hombre sabio y temeroso de Dios, es bendecido por sus buenas obras, por eso la protección y amor de Dios están sobre todos ellos, y sus obras son reconocidas de tiempos en tiempos.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *