En los labios del prudente se halla sabiduría

El hombre prudente siempre tendrá palabras de sabiduría y se cuidará al hablar, actuará con respeto hacia los demás, cuando hay un conflicto sabe cómo hablar para no llevar las cosas a peor, pero ante todo, actúa con paciencia.

¿Por qué este hombre hablará así? Porque la sabiduría que porta es enviada por Dios, para que sea prudente y actué con gran diligencia ante lo demás. Pero el hombre que no es prudente, este no encontrará la sabiduría porque solo hace lo que dictan sus pensamientos, actuando son gran soberbia, siendo negligentes, con cada palabra que hablan ofenden, pero, ¿por qué pasa esto? Porque su orgullo y su ego están muy por encima de los demás. Por eso el capítulo 10 del libro de proverbios dice lo siguiente:

En los labios del prudente se halla sabiduría; Mas la vara es para las espaldas del falto de cordura.

Proverbios 10:13

Jesús en una ocasión dijo: “De la abundancia habla la boca”, con estas palabras vemos que si no somos prudentes hablaremos cualquier cosa que nos venga a la mente, es por eso que debemos guardar nuestros corazones.

El proverbista sabía lo que decía en este proverbio, como había personas en aquellos tiempos, pues hoy en día continúan siendo imprudentes, y faltos de sabiduría del Señor.

Cuando la sabiduría del Señor alcanza nuestros corazones, todo cambia, nos llenamos de cosas buenas, de ser pacientes, misericordioso, bondadosos, temerosos de Dios, y todo lo que vayamos a decir, será de bendición para aquellas personas que nos rodean, porque la sabiduría de nuestro Señor está en cada uno de nuestros corazones.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

1 comment on “En los labios del prudente se halla sabiduría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *