Maridos, amad a vuestras mujeres

Hombres, amen a sus esposas, porque El Señor derramó Su amor para que así también nosotros podamos demostrar ese amor tan grande y maravilloso.

Dios se agrada de este hecho tan maravilloso, el compartir ese amor con la esposa que te ha dado, valorando todo en cuanto el Señor te ha mandado. Ser amoroso, bondadoso, estable y pidiendo cada día al Señor que la cubra y le guarde donde quiera que ella se encuentre.

Debemos obedecer a Dios, porque si escuchamos la voz del Señor, entonces trataremos a nuestras esposas con todo el respeto que ella se merece.

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

Efesios 5:25

En el versículo anterior el apóstol Pablo claramente estaba dejando un mandato, y es que hablaba del amor de Cristo, de que el amor del Señor es grande y ante todo por eso mandaba a que todo hombre amara a sus esposa así pues como Cristo ama a la iglesia con un amor infinito.

A partir del versículo 21 del capítulo 5 de la carta de Pablo a los efecios, podemos ver lo que el apóstol Pablo hablaba a todo creyente y decía lo siguiente: “Someteos unos a otros en el temor de Dios”, y es que cuando hay temor de Dios, llevamos Su palabra en nuestros corazones, actuamos con amor.

El apóstol habla todo el mundo, sea hombre o mujer, a que todos estemos sometidos en el amor y temor del Señor, porque si lo hacemos así, no nos faltará de Su amor y misericordia, porque Dios tiene todo lo bueno para nosotros Él nos ama en gran manera.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

1 comment on “Maridos, amad a vuestras mujeres

  1. After lοoking at a few of the blog articles on your website,
    I seriously like your tecһnique of ԝriting a bloɡ.

    I bookmarked it to my booҝmarк site list and will be checking back soon. Please check out
    my web site too and tell me what үou think.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *