Nada te robe el gozo

Posiblemente hoy te has despertado con la mente color gris, que no sabes qué hacer por las situaciones difíciles que el día a día te está presentando, pero quiero decirte que nada de eso es motivo para que tu gozo en el Señor sea robado. Existen muchísimos ejemplos que podría poner aquí de hombres de Dios que tuvieron que vivir múltiples dificultades en su entorno, sin embargo, nada pudo robarles el gozo en el Señor.

¿Ejemplos?  Creo que te pueden motivar hoy sin duda alguna. Nehemías, tuvo sus múltiples batallas con Sambalat y Tobías, entristeciéndose muchas veces, pero  Dios le dio la victoria. ¿José? Serían muchas las penurias a contar que pasó nuestro estimado José, sin embargo, Dios le dio la victoria de tal manera que solo el faraón era más importante que él en Egipto.

¿Pablo, Pedro, los apóstoles en general? Sufrieron azotes, fueron apedreados y menospreciados; pero nada de eso fue motivo para robarles el gozo en el Señor, porque ellos creían fielmente que Aquel que les había llamado era poderoso para darles la victoria aún en la más grande tempestad.

El apóstol Pablo, experto en batallas y aflicciones escribió:

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!

Filipenses 4:4

Pero algo importante es el poder comprender cuál sea la buena voluntad de Dios, la cual siempre es mejor que la de nosotros, saber que aunque estemos pasando estas pruebas y aflicciones temporales, la gloria que nos espera con Jesús tiene mucho mayor peso, ya que es eterna.

Levanta la cabeza, limpia las lágrimas, gózate en tu Señor, que nada ni nadie te robe ese gozo, porque fiel es nuestro Señor Jesucristo, quien nos mantendrá firmes hasta el fin.

Maridos, amad a vuestras mujeres
Oración pidiendo trabajo para mi esposo
Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

1 comment on “Nada te robe el gozo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *