Señor, solo Tú puedes darme la dirección sobre las direcciones que debo tomar cada día, vengo a Ti Señor porque, eres mi sustento y sin Ti nada puedo hacer. Tu dirección Dios, es la que me ayuda seguir el camino recto, es por eso que voy delante de Ti porque sé que en Ti puedo yo confiar.

Señor, Tu dirección me hace caminar por buen lugar, porque solo Tú conoces por dónde puedo yo caminar, oro a Ti porque se que si hay peligro y Tú me dijeres que cruce, es porque Tú me sostendrás y pasaré por ese lugar sin nada a qué temer. Es por eso que todos los días me postro ante Ti y oro confiado en Ti.

¡Oh mi Dios!, muéstrame Tu sendas cada día, muéstrame el camino que debo recorrer, y solo con Tu dirección que es perfecta, puedo yo llegar a mi destino.

4 Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas.

5 Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día.

Salmos 25:4-5

Al junto de la escritura anterior puedo decir en clamor “Señor, muéstrame Tu camino que es perfecto, Tus sendas son magníficas, Tus obras perfectas. Tú eres mi Dios y solo en Ti puedo confiar plenamente, Señor, camino a cualquier lugar porque eres Tú quien me guía y me haces sentir confiado”.

Dios, dame cada día las fuerzas para poder seguir caminando, ¿En quién más puedo yo confiar? Solo Tú mi Dios me haces sentir que Tu dirección es buena y perfecta. Cuando me dices que camine por este camino, pues caminaré, porque solo en Ti confío.

This article has 1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *