Consejos para jóvenes

Si a consejos para jóvenes se refiere, el capítulo más famoso de la Biblia para eso es Eclesiastés 11, específicamente el versículo 9 que nos dice que nos alegremos en nuestra juventud. Los jóvenes de por sí cometen muchos errores, los cuales pueden llevar como cicatrices por el resto de sus vidas. Pero, ¿qué tal jóven que lee, si entregas toda tu juventud al Señor y caminas bajo Su voluntad?

Veamos qué nos dice la Biblia:

9 Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.

10 Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.

Eclesiastés 11:9-10

La juventud es la flor de la vida, y no debe ser desaprovechada como tal. Es obvio decir que en nuestra juventud podemos hacer cosas que jamás podremos realizar teniendo una edad avanzada y eso debemos tenerlo muy presente.

Muchos malinterpretan el término «alégrate» o «tome placer tu corazón» aquí escrito, creyendo que esto tiene que ver con los deseos desenfrenados de la carne, pero no es la correcta interpretación, ya que sería contradictorio a otros pasajes de Biblia  como Gálatas capítulo cinco que nos dice que no cumplamos los deseos de la carne.

¿Qué quiere decir que tome placer nuestro corazón en los días de la juventud? Este contexto no se refiere a la maldad, sino a instintos humanos que de por sí son naturales, tales como: Compartir con amigos, los deseos de tener una familia e hijos, tener una vocación en el futuro y disfrutar de eventos sociales. Todo lo mencionado es parte de la normalidad de cada jóven.

Ahora bien, jóven, presta atención a la segunda parte del versículo: «y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios». No me imagino este versículo sin esta segunda parte, ya que podría crear mucha confusión, pues, el ser humano es experto en que las cosas se hagan a su manera y no tener nada que los juzgue.

Jóven, lo que quiere decir esto es que en medio de todas tus actividades normales, los deseos de tu corazón y todo lo que hagas, debes saber que existe un Dios en los cielos que te juzgará. Disfruta de la vida, gózate, alégrate, pero hay un Dios que mira todos tus pasos. Sepa también jóven, que las decisiones que tomes hoy serán parte de tu futuro.

Para finalizar, el versículo diez es un buen consejo, puesto que muchos cuando entran en la hermosa etapa de la juventud se les suben los humos a la cabeza y muestran cierta actitud de enojo y comienzan a hacer cosas bajo la influencia de este siglo.

Sepa usted jóven, que la juventud es como una flor que se marchita, como la hierba que se seca, como el viento que pasa. Pronto serás tan viejo que te mirarás en un espejo y no quedará nada de esa hermosura. Por lo cual, entrega tu adolescencia y juventud a Cristo, ya que solo en Él hay vida plena.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

3 comments on “Consejos para jóvenes

  1. Buen día!
    Muy bonito artículo y muy bien explicado.
    Es nuestro deber como padres instruir a nuestros hijos desde muy pequeños en la senda que conduce a Dios.
    Debemos construir la base de un buen comportamiento, a saber distinguir entre el bien y el mal, amar a Dios por sobre todas las cosas y a su prójimo como así mismos, también muy importante crear el buen hábito de escudriñar las Sagradas Escrituras y que la utilicen como guía.
    Si hacemos eso, les será mucho más fácil gozar de su juventud en los caminos De Dios, ya que comprenderán el significado de este versículo en referencia en Eclesiastés 11:9 que va dirigido especialmente al adolescente.
    Hay un versículo dirigido a nosotros los padres que me gusta mucho, que dice: “Instruye al niño en su camino, para que cuando esté viejo no se aparte de él”.
    Tenemos una gran responsabilidad como padres de sembrar esa semilla de Amor a Dios y por consecuente como decidir entre el bien y el mal.
    Feliz día!
    Dios les cuide y bendiga.

  2. Saludos. Muy buen consejo. Desde pequeños los hijos son nuestra responsabilidad y debemos educarlos con amor y humildad. En amor todo el tiempo; en sus aciertos y en sus errores haciéndoles entender que tienen nuestro apoyo para q sean en el futuro personas de bien. Nos equivocamos pero hay la esperanza de cambiar. Sembrar desde pequeños el amor a Dios y que de El emana la fuerza y la sabiduría. Amén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *