“El fin justifica los medios”

“El fin justifica los medios” es una frase muy usada hoy en día, sí, incluso por creyentes, pero ¿sabemos el significado verdadero de esta frase? Sé que usted alguna vez ha escuchado a alguien decir: “El fin justifica los medios”, quizá usted en algún momento lo ha dicho. En primer lugar, quien escribió esta frase fue Napoleón Bonaparte en la ultima página del libro “El príncipe” de Nicolas Maquiavelo. Esa frase nos quiere decir, que si queremos obtener algo importante, no importa el medio que usemos para lograrlo, ya sea moral o inmoral.

Esta frase tan famosa va de la mano con el pragmatismo, cuya definición es

Teoría filosófica según la cual el único medio de juzgar la verdad de una doctrina moral, social, religiosa o científica consiste en considerar sus efectos prácticos.

Hoy en día el pragmatismo y la filosofía de “el fin justifica los medios” ha entrado en muchas de nuestras iglesias, usadas por muchos de nuestros pastores y evangelistas, ellos buscan cualquier medio de lograr su fin, para ellos lo importante es atraer a las masas.

¿Es correcto que nosotros empleemos esta filosofía para atraer a las personas a Cristo? Debemos entender algo, y es que nosotros somos la iglesia de Jesucristo, y nos sostenemos en las doctrinas de Jesucristo y de los apóstoles, por lo cual, no necesitamos emplear medios inmorales para atraer a las personas, debemos usar los medios correctos, los cuales son los medios Bíblicos.

Al parecer, los fundadores de la iglesia primitiva no necesitaron emplear esta filosofía, y es por esto que dice:

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

Hechos 2:42

Esta filosofía se ha vuelto tan común entre nosotros que nos parece normal. He estado en conversaciones con personas, sobre temas como estos, y ellos lo que me dicen es: “hay que mantener la audiencia”. Sin embargo en el libro de Hechos vemos cómo la predicación de un hombre no estudiado, como lo fue el caso del apóstol Pedro, pudo alcanzar miles y miles de personas para Cristo. Pedro no necesitó otro método que la palabra de Dios. ¿Se dan cuenta? Hemos querido convertir el evangelio en cualquier centro secular y debemos recordar  que nosotros somos la iglesia de Cristo.

El apóstol Pablo dijo:

Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica.

1 Corintios 10:23

Tenemos un límite para hacer las cosas, no todo nos edifica, aunque lo podamos hacer, pero no todo conviene. Hay mucha cosas al día de hoy que nos están haciendo daño como iglesia y todo por decir: “el fin justifica los medios”. Queridos hermanos, no todos los medios son los correctos.

También el apóstol añade:

Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; sólo que no uséis la libertad como pretexto para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

Gálatas 5:13

A veces decimos : “Soy libre”, “a libertad nos ha llamado Cristo”. Claro que sí, estoy de acuerdo con todo esto que decimos, pero solo cuando también se dice: “No uséis esa libertad como pretexto para la carne”. Nosotros somos libres en Cristo Jesús, pero esa libertad no nos hace ser personas dueñas de nosotros mismos, sino que somos esclavos de Cristo por amor.

Creo que con este artículo ya hemos conocido un poco más sobre la frase: “el fin justifica los medios” y si vivías en esa mentira filosófica, te insto a que  salgas urgentemente de ahí.

Escucha esta hermosa alabanza:

Escucha esta hermosa alabanza:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *