Cómo permanecer en Dios

No existe una fórmula mágica de cómo permanecer en Dios. No se trata de que seamos los primeros en llegar al templo, los mejores diezmadores, los que mejor ofrendan, etc, ya que podemos hacer todo y eso y aún así no permanecer en el Señor.

Juan nos dice cómo nosotros demostramos que realmente permanecemos en Cristo y es bueno que tomemos estos versículos y así examinemos a cabalidad el tipo de cristianismo que estamos viviendo:

15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.

1 Juan 4:15-17

La Biblia nos dice que Cristo es el único camino y que sólo en Él hay salvación y eso nos da la seguridad plena de que Él es Hijo de Dios. En aquel entonces para muchos judíos era una blasfemia decir algo como esto, pero Dios ha revelado a su Hijo como hombre y ha muerto en una cruz para nuestra salvación, y creyendo eso, creyendo que Él es el Hijo de Dios, entonces tenemos permanencia en Él.

El verso 17 nos da esa enorme confianza aún para el día del juicio a través de nuestro amado Señor Jesucristo, de que no tenemos nada de que temer, porque permanecemos en Su amor.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

4 comments on “Cómo permanecer en Dios

    1. Orar es conversar con Dios, confiar nuestras faltas, nuestras penas, necesidades, temores y luchas.
      Podemos pedir perdón por nuestras faltas y ayuda para no volverlas arrepentir.
      Busca un lugar tranquilo en donde estés a solas sin interrupciones o distracciones.
      Puedes hacerlo en alta vos o en tu mente.
      No hay tiempo l8mitado utiliza todo el tiempo que puedes.
      Siéntate liebre en llorar, abre tu corazón a Dios.
      Dios te bendiga.

  1. 06-09-2020
    Buen día!
    Dios no esconde su amor por nosotros, nunca lo ha hecho.
    Nosotros descubrimos su amor al instruirnos con La Biblia, al contemplar el mundo y todo lo que en el habita y cuando creemos y lo aceptamos como nuestro único y suficiente Salvador nos damos cuenta del gran amor y sacrifico que hizo por nosotros que fue el de enviar a su único hijo a morir por nuestros pecados.
    Si deseamos ser salvos tenemos que amar a Dios y demostrarlo haciendo su voluntad y llevando una vida ejemplar como El nos lo pide. También amando a nuestros semejantes.
    Feliz día!
    Dios les bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *