¿Es un plan de los gobiernos cerrar las iglesias?

Veamos, esto es siempre lo que pasa cuando hay alguna catástrofe, cuando van a elegir algún presidente nuevo, principalmente si es el presidente de los Estados Unidos. Sí, en todos estos casos mencionados siempre se habla de una supuesta “elite” que incluso predicadores de fe cristiana se atraven a mencionarlos afirmando que son reales.

¿Es cierto que existe un supuesto grupo de élite que se encarga absolutamente de todo lo que acontece en el mundo? Bueno, no lo sabemos, pero por el momento solo es entretenimiento con lo que algunos usuarios pueden ganar dinero en Youtube a través de las millones de visitas que producen estos temas.

Recientemente se ha estado compartiendo un video de 17 minutos del pastor Rudy Gracia. No comentaremos el video completo, pero sí el inicio, donde este dice que se está violando el derecho a la libertad de culto cuando se cierran iglesias por orden del gobierno para evitar contaminación por coronavirus.

Rudy Gracia afirma que esto es un plan malvado de un grupo de élite para limitar a la iglesia de Jesucristo y que es un plan de Bill Gates el usar una vacuna para insertar un microchip sobre cada persona, a lo que llama el comienzo de la plataforma del anticristo. Bueno, esa parte del sello de la bestia y el anticristo dejémoslo para otro artículo. Pero, ¿es cierto que todo esto es una estrategia de parte de los gobiernos para limitar a la iglesia?

Primero que todo, ya este video es viral, muchísimas personas en todo el mundo andan compartiendo en sus redes sociales estas palabras del pastor Rudy Gracia, creyendo que esto es un plan de los gobiernos. Muchos dirían que esto tiene sentido porque el diablo siempre ha querido silenciar a la iglesia.  Y es cierto, a través de todos los siglos el enemigo siempre ha deseado callar al cuerpo de Cristo, pero esta vez no es la situación.

No es la primera vez que la iglesia se enfrenta a una situación como esta, y es bueno que empecemos por ahí. Recordando la famosa peste negra del año 1300 que luego surgió otro brote en los años 1,500, tiempo de nuestro reformador Martín Lutero, donde se tomaron medidas semejantes a las de hoy, ¿fue también el famoso grupo de élite que estaba oprimiendo a la iglesia?

Ya sabemos que no somos los favoritos de este mundo, pues, el mismo Cristo dijo que el mundo nos iba a aborrecer y a perseguir y lo ha hecho siempre. Pero eso no significa que los gobiernos nos están privando de nuestro derecho de libertad de culto, sino que están evitando que hayan mayores consecuencias las cuales pueden ser mortales.

Veo mucha gente compartiendo en las redes diciendo que si a un supermercado se le permite abrir, ¿por qué no a una iglesia? Esto es fácil de responder, los gobiernos no han cerrado las iglesias, han cerrado los templos, la iglesia de Cristo está fluyendo más que nunca, y seguimos llevando el evangelio por toda la internet, ¿acaso nos han privado de ese derecho? ¡No! En cambio, un supermercado no puede cerrar porque no tendríamos manera de adquirir alimentos para sobrevivir. En momentos como estos no podemos comparar un supermercado con un templo abierto.

No debemos ver la situación  actual como un levantamiento contra la iglesia, debemos ver esto como un momento de reflexión, de crecimiento, de madurez, de acercarnos más a Dios, de ser mejores, y creo que esto nos está enseñando que Dios cumple su Palabra y que necesitamos estar a solas con Él.

En última instancia, no veamos esto como un plan de los gobiernos silenciarnos, pues, si así fuese, nada puede prevalecer contra la amada iglesia del Señor (Mateo 16:18).

Lea nuestro artículo más reciente: