Nuestra esperanza viene de Dios

Mientras estás vivo y tienes a Dios, tu esperanza sigue siendo Él, tu vida está segura solo en Dios, Él es quien te ayuda y te sostiene, no debes estar preocupado. Tampoco estás desamparado, El Señor está contigo como poderoso gigante.

Debemos confiar plenamente en el Señor, ya que nuestra esperanza viene de Él, vivimos por Él, porque nada podemos hacer sin Él. Si nuestro camino se torna difícil, Dios nos abre el camino y nos da esperanza. Alabemos al Señor porque Él es nuestra esperanza.

¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.

Salmos 42:11

El versículo anterior nos hace ver la esperanza que tenemos en nuestro Dios, que cuando nuestra alma se sienta abatida y turbada, tenemos esperanza y salvación en nuestro Dios al cual debemos alabar. Cuando estamos sedientos vamos a Él, para ser saciados por nuestro padre celestial del cual viene nuestro socorro y nuestra esperanza.

No dejes que tu corazón se turbe, no permitas que venga el temor a tu vida, sé sabio y cree en el Señor, que es y será tu esperanza de vida. No dejes de alabarlo porque Él está contigo.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

1 comment on “Nuestra esperanza viene de Dios

  1. Nosotros sin Dios no somos nada….Dios sin nosotros sigue siendo Dios ❤

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *