Damos gloria a Dios por la gracia que nos ha concedido, por la salvación que nos ha dado, aún sin nosotros merecerlo en lo absoluto. Digo, todo creyente debe entender que se le ha concedido gracia, reafirmo, todo creyente debe saber que se le ha salvado del infierno por la amplia misericordia que Dios tuvo por nosotros desde antes de la creación del mundo.

Es muy popular pronunciar la cita bíblica: “Si Dios es con nosotros, ¿quién contra nosotros?”. Pero, la pregunta es: ¿Crees o creemos que Dios en realidad está con nosotros? A veces se nos olvida que Dios está con nosotros,  y nos plasmamos una ilusión en nuestras aflicciones de que Dios viene de camino, de que lo encontraremos al final del túnel, pero no, Dios está al principio y al final.

¿Crees que sales victorioso de la prueba porque fuiste fuerte? ¡No! Sales victorioso porque Dios te acompañó todo el camino, ¿entiendes eso?.

Hay una parte de una canción de Marcos Vidal que dice:

No me estás hablando de Él si dices que no te ha escuchado
que te tiene abandonado, sin cuidar de ti,
no le conoces todavía…
Dices que te ignora, que no escucha cuando lloras
y que llegas a dudar si alguna vez estuvo aquí,
¿De quién te crees que estás hablando? Ponte a hacer balance y luego…

Dios, en múltiples versos de las Escrituras nos ha prometido estar con nosotros, y a veces nos atrevemos a dudar de que Él en realidad esté con nosotros, y claro, es normal que a veces creamos que Dios no está, pero en medio de todo eso debemos entender que Dios sí está con nosotros, y entonces, si Dios está con nosotros, ¿Quién contra nosotros?

El apóstol Pablo escribió:

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Romanos 8:31

Antes de Pablo decir estas palabras nos habla de cómo Dios nos escogió en Cristo, luego nos habla del alto precio que Cristo pagó por nosotros en la Cruz. ¿Crees que exista algo o alguien que nos pueda destruir cuando el Poderoso Dios está de nuestro lado? ¡De ninguna manera!, y es por ello que te alentamos a que confíes en Dios con todo tu corazón en todo momento, sean buenos o malos, Dios está con nosotros y nada ni nadie nos puede separar de su infinito y grande amor.

Nuestro último video

Oración de la mañana para antes de salir a trabajar