Solo tenemos uno que nos puede brindar un mejor camino, por eso es bueno que cada día procuremos caminar bajo la presencia de Dios, porque en sus caminos estamos más que seguros.

Jesús le dijo: Yo soy el camino,

y la verdad, y la vida;

nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 14:6

Juan 14:6 nos aclara que el único camino que debemos andar es el del Señor, Él es la fuente para poder llegar al Padre, Él es la vida, solo Él nos puede mostrar el camino que nos llevará a la salvación y que en ese camino estemos seguros.

También el libro de los Salmos nos habla del camino que debemos andar, este camino es el que nos mantiene seguros, porque el Señor es nuestra seguridad, no importando en el lugar que nos encontremos.

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.

Salmos 32:8

Es bueno que cada día entendamos que Dios quiere todo lo mejor para nosotros, por eso debemos confiar en Él y caminar con Él por todos los lugares que vallamos, porque estando con Él podemos ser librados de los ataques del maligno.

Nuestras miradas deben estar puestas en el Señor, porque cuando nuestros ojos están puestos en su camino, tendremos libertad de caminar sin temor, nada nos detendrá, ni nadie nos será de piedra de tropiezo porque Dios va con nosotros.

No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento,
Que han de ser sujetados con cabestro y con freno,
Porque si no, no se acercan a ti.

Salmos 32:9

No debemos ignorar este llamado, debemos hacer lo que nos dice el versículo 9 de capítulo 32 de Salmos, actuar tomando una buena decisión, que es la de seguir caminando de las manos de Dios, porque en Él estamos más que seguros, solo Él nos puede guiar por el mejor camino.

This article has 5 Comments

  1. Desde el día que decidí caminar con cristo no me arrepiento es lo mejor que pude hacer sin El no somos nada .no tenemos nada con El lo tenemos todo amen

  2. Muy buen tema caminar de la mano de Dios es la mejor decisión que tomamos porque el da la seguridad, la tranquilidad y La Paz que necesitamos en este mundo en caos en el que no ha tocado vivir, donde el pecado tiene otro nombre y así sucesivamente, pero continuemos de las manos de Dios procurando no mirar atrás sino con nuestros ojos puesto en el autor y consumidor de nuestra fe Jesucristo el hijo del Dios vivo y con el consolador el cual nos ha dejado para que no nos sintamos solos, Dios les bendiga a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *