Posiblemente todos hemos leído sobre el profeta Jeremías y recordamos todas las situaciones a las que se tuvo que enfrentar en mucha ocasiones por ser profeta de Dios para el pueblo de Israel, pueblo que muchas veces se daba a sentir como corrupto y duro de oír, y esto convirtió muchos de los escenarios del profeta en amargos, duros, difíciles y humillantes.

La Biblia nos habla muy claro sobre Jeremías, desde su llamado para ser profeta hasta sus grandes profecías para que el pueblo de Israel entendiera las palabras de Dios, y nos habla de esos momentos amargos por los que tuvo que pasar por dar la Palabra de Dios. Imagínese por un momento que en la iglesia a la que usted asiste usted hable de lo que la Biblia dice y nadie quiera escuchar. A Jeremías le pasaba que él hablaba la palabra de Dios y el pueblo de Israel no quería escuchar, no creían en sus palabras y esto lo llevó a estar preso en ciertas ocasiones y a un nivel tan duro de impotencia y dolor que hasta tuvo que maldecir el día de su nacimiento.

Pero muy más allá de aquellos duros momentos él recibía palabras de gozo de parte de Dios. Veamos estos versos bíblicos:

15 Tú comprendes, Señor; ¡acuérdate de mí, y cuídame! ¡Toma venganza de los que me persiguen! Por causa de tu paciencia, no permitas que sea yo arrebatado; mira que por ti sufro injurias.

16 Al encontrarme con tus palabras, yo las devoraba; ellas eran mi gozo y la alegría de mi corazón, porque yo llevo tu nombre, Señor, Dios Todopoderoso.

Jeremías 15: 15-16

Es bueno que en esos momentos difíciles por los cuales pasamos no dejemos que la prueba esté por encima de nuestra fe en Dios, sino que podamos mantenernos creyendo al Dios que hemos servido, y podamos pronunciar las mismas palabras de Jeremías: “Porque yo llevo tu nombre, Señor, Dios Todopoderoso”. Debemos llevar su nombre,  somos sus hijos, su pueblo y Él es Dios Todopoderoso.

This article has 13 Comments

  1. Está palabra me edifica mucho y me enseña a refleccionar con respecto a llevar siempre y en primer lugar a Dios Padre Hijo y Espíritu Santo y tener claro que por su causa siempre seremos perseguidos pero jamas debemos dejar de amar su nombre

  2. Agunas pruebas son dificiles de superar porque siempre vienen de satanàs pero al invocar el nombre de Dios y de su hijo amado jesus .el diablo se ve obligado a escuchar hasta cuando Dios habla y el se aparta y nos deja de atacar por un largo tiempo..!! alelulla !!

  3. en los momentos difíciles es cuando más debemos confiar en Dios porque Dios es grande en misericordia siempre debemos tener su nombre por encima de todas las dificultades La fe mueve montañas alabado sea el nombre de Dios

  4. Sin ganas de vivir mas, depresion me invade, nada se me da, Dios se olvido de mi, no soy pueblo de Dios, El ya no me ama, mis ruegos y oraciones se fueron al abismo… no puedo mas, la muerte me vendria bien…

  5. Gracias por tu amor tan grande ir mi! Permite PADRE DIOS que donde yo llevé tu palabra tú seas Glorificado ! Eres mi Dios quién todo lo puede te pido papito Dios que nunca faltes tu ni tu SANTO ESPÍRITU en mi vida y en mi corazón! Gracias SEÑOR por escucharme y por mostrarme tu grande e infinita misericordia! Tú PADRE SANTO eres digno de toda GLORIA HONRA y ALABANZA gracias Dios por mi linda familia! Entra en sus corazones mi Dios bendice mi hogar y bendicens a cada uno y también en familia! No permitas que nos apartemos de ti ! Gracias SEÑOR por perdonarnos nuestros pecados! Te alabo y te bendigo SEÑOR PADRE SANTO! En nombre de tu amado hijo JESÚS ! AMÉN y amén

Responder a Jeanette Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *