Todo el tiempo tenemos a nuestro Señor como nuestro ayudador. Dios es quien nos sostiene en momentos buenos y malos, aun cuando tenemos necesidad, Él no nos deja solos, siempre está atento de todo lo que necesitamos.

No tengamos envidia de las demás personas que vemos prosperando, gocémonos y demos gracias a Dios por la bendición de los demás, porque Dios en su infinita misericordia les ha permitido recibir una bendición.

Sean vuestras costumbres sin avaricia,

contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo:

No te desampararé, ni te dejaré;

Hebreos 13:5

No despreciemos ni tengamos en poco lo que tenemos, gocémonos en Dios y seamos buenos administradores, porque Dios se agrada de esta maravillosa obra que hacemos en su nombre.

El Dios que adoramos no nos deja solo, Él siempre está con nosotros, aunque no lo veamos, pero su creación lo declara y pronuncia su grandeza por toda la eternidad. Él es un Dios que se mantiene mirando sus hijos, y que donde quiera que ellos estén, ahí Él estará para ayudarnos y protegernos de toda asechanza del maligno.

de manera que podemos decir confiadamente:
El Señor es mi ayudador; no temeré
Lo que me pueda hacer el hombre.

Hebreos 13:6

Cuando leemos el libro de los salmos nos vamos a encontrar palabras dichas por el Salmista David, y es que este hombre se encontraba en momentos de angustia, pero recurría a Dios todopoderoso para que le ayudara y le protegiera de sus adversarios. Algo que tenía este hombre era que siempre estaba confiado en que Dios llegaría en su auxilio.

 Acordaos de vuestros pastores,

que os hablaron la palabra de Dios;

considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.

Hebreos 13:7

Debemos dar ejemplo de lo que somos, y como hijos de Dios tenemos que dar por gracia lo que por gracia hemos recibido, pero si recibimos cosas buenas pues de esto vamos a dar, y esto nos ayudara a dar testimonio de nuestro Señor de Jesucristo.

Seamos sabios, pero no en nuestra propia opinión, sino que pidamos a Dios para que nos ayude a tener sabiduría de lo alto, y que también nos ayude a aumentar nuestra fe y que así mismo se aumente cada día.

This article has 9 Comments

  1. Allá donde estemos y de cualquier modo estamos con Dios, pues el Señor Bondadoso está en todos su Obra, en nosotros mismos pues DIOS es Vida, y los que nos acogemos en Jesucristo el Salvador siempre gozamos de su apoyo, más allá del “éxito” efímero y falso de los hombres en la tierra, Dios nos protege y nos llena de amor y triunfo por medio de su Victória.
    Gloria eterna a Vos Padre-Señor, porque Vos sois nuestra primera y última esperanza.
    Amén Jesús.

  2. Ho mi dios grande y poderoso gracias por escucharnos por perdonarnos y por darnos tanto amor pues esta vida sin ti no es vida amen gloria a mi padre celestial y a ustedes hermanos que dios los bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *