Hablar en lenguas
Luego de una década de resistencia, la Convención Bautista del Sur (SBC por sus siglas en inglés) aceptará candidatos a misionero que hablen en lenguas, práctica asociada a las iglesias Pentecostales y Carismática.

Esta nueva política fue aprobada por la Junta de Misiones Internacionales el miércoles pasado. El hablar el lenguas es una práctica cristiana antigua que encontramos en el Nuevo Testamento en la cual las personas hablan en un idioma que no conocen, entienden o controlan. Esta práctica murió hasta que el Pentecostalismo surgió alrededor de la vuelta del siglo. En las iglesias Pentecostales es considerado uno de los muchos regalos del Espíritu Santo incluyendo la curación y la habilidad de profetizar.

Permitir a los misioneros Bautistas del Sur hablar en lenguas, o lo que los líderes del SBC llaman un “lenguaje de oración privado” habla de la creciente fuerza de las iglesias Pentecostales en Africa, Asia y América del Sur, donde los Bautistas del Sur compiten por conversos y donde los nuevos cristianos energizados están entusiásticamente abarcando la práctica.

“En muchas partes del mundo, estas experiencias carismáticas son normativas,” dijo Bill Leonard, profesor de historia de la iglesia el Wake Forest Divinity School. “Los grupos religiosos que se oponen a ellas se quedan atrás evangelísticamente.”

Este cambio no significa que los Bautistas del Sur comisionarán misioneros que hablen en lenguas. Pero Wendy Norvelle, una vocera del IMB, dio una respuesta positiva concerniente a que la práctica ya no llevará a la descalificación automática.

Fuente: Southern Baptists to open their ranks to missionaries who speak in tongues

This article has 16 Comments

    1. ¿Qué dejaran de lado el nombre bautista no sería mejor que dejar de lado el nombre de Dios? La palabra de Dios habla de los dones, y nunca, nunca, un versículo habla de que estos hayan cesado, o lo pasé por alto tal vez, muéstrame el vérsiculo. El poder del Espíritu Santo es más débil hoy? Porque la palabra de Dios dice claramente que los apóstoles, hacían milagros, sanaban, Pablo habló de los dones a las iglesias gentiles, y no dijo que eran temporales. El poder de la palabra y el poder del Espíritu van juntos. ¿O acaso no hay nadie que no necesite sanidad o milagros? Y que no se vea tan seguido, no significa que Dios ha cesado, sino que su pueblo no los ha aprovechado. Así como el evangelio se escondió mucho tiempo durante la edad media y la era de la iglesia Católica, no significa que el evangelio haya muerto o haya cesado.

  1. Dios está restaurando su iglesia. La iglesia ha pasado por un sin fin de bajas, pero los tiempos finales están llegando. Cristo retornará por una iglesia que esté en el Orden que el estableció. La iglesia primitiva es la iglesia modelo que Dios tenía en su corazón, pero los hombres han dejado de practicar lo que la biblia dice y han dejado al Espíritu Santo a un lado. Las puertas del infierno no prevalecerán contra la iglesia de Cristo. El hablar en lenguas es una evidencia de estar llenos de Espíritu Santo. El que habla en lenguas habla con Dios, El Espíritu ayuda a nuestras debilidades, porque cómo hemos de pedir como conviene no los sabemos, sino que El Espíritu Santo ayuda a nuestras flaquezas, gimiendo con gemidos indecibles (hablar en lenguas). En Pentecostés hablaron en lenguas. Pedro evangelizaba a Cornelio y su familia y descendió el Espíritu Santo y los sabían porque hablaban en lenguas. (Hch. 10:44-46). Pablo impuso las manos sobre los efesios para que recibiesen El Espíritu Santo y hablaban en lenguas (Hch. 19:6). El hablar en lenguas es la evidencia que la biblia nos enseña para saber si hemos recibido Espíritu Santo.

    1. Reina-Valera 1960 (RVR1960)

      La preeminencia del amor
      13  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

      2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

      3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

      4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

      5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

      6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

      7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

      8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

      9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

      10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

      11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

      12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

      13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

  2. El hablar en lenguas NO es LA evidencia de la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas. Nosotros recibimos al E.S. cuando creímos en Cristo y fuimos redimidos por É; y hablemos o no en lenguas, igual el E.S. mora en nosotros.

    El hablar en lenguas TAMPOCO ES un Pecado ni una señal de decadencia del evangelio. Es una de las manifestaciones del E.S. en la vida de alguien. No nos hace más santos ni más pecadores, pero la Biblia enseña que hay cosas más importantes que eso, como el amor, por ejemplo.

    Vamos, a leer la Biblia, hermanos.

  3. Desde que se definieron las escuelas teològicas, podemos hablar en cuanto a dones del E.S. de dos posturas: -1- Cesacionistas, ellos dicen q con la ùltima escritura terminada cesaron los dones sobrenaturales, ya no hay milagros, lenguas, profecìas, etc. -2- Los continuistas: los dones continùan todos vigentes, incluìdos el hablar en lenguas, sanidades, etc. de aquì son mayormente los pentecostales, carismàticos y algunos reformados. Hablar a favor o en contra de ello es materia larga y tediosa. En mi caso personal creo que hay ciertas manifestaciones vigentes. No creo q sigan todos los dones manifestados, ya que no lo veo. Hay mucha imitaciòn barata y emocional, pero no puedo decir mientras el Esp Santo està presente que no hay màs manifestaciones. En los dos primeros siglos hay evidencia històrica que sì habìa esas manifestaciones en las iglesias…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *