Aparta tu pie del mal

Sí nos distraemos en el Camino, pues no llegaremos a donde el Señor quiere que lleguemos, es por eso que debemos tener mucho cuidado para donde nos están llevando nuestros pies. Debemos tener precaución para que nada nos desenfoque de los caminos del Señor.

Debemos mantener nuestra mirada hacia adelante, mirando solo a nuestro Dios, no miremos a la izquierda ni a la derecha, en un sentido, si esto nos puede hacer desviar, entonces no volteemos, más bien sigamos mirando al Dios soberano, ya que mirando al Señor lograremos poder llegar a la meta.

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.

Podemos ver a Jesús diciendo que “Nada te desenfoque”, no mires hacia atrás, sigue el camino, y para llegar al reino de Dios estas son las condiciones, solo mirarle a Él.

No te desvíes a la derecha ni a la izquierda;
Aparta tu pie del mal.

Proverbios 4:27

Para no desviarnos, debemos ser sabios en el Señor, acatar las leyes de Dios y ser fieles a ellas, no mirando hacia atrás, ni poniendo nuestra confianza en personas que solo buscan sacarte del camino del Señor.

Esta es una enseñanza que podemos notar desde el principio de este libro de proverbios, es como cualquier padre que quiere a su hijo, esto también el Señor nos advierte. Si somos obedientes no nos desviaremos de los caminos perfecto del Señor.

...
¿Has dejado tu primer amor?
Hemos pasado de muerte a vida
Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *