Cómo tener al Padre y al Hijo

Las enseñanzas del Señor nos ayudan y nos dan sabiduría para poder seguir el camino que lleva al Padre celestial.

Nunca debemos extraviarnos de la verdad en Cristo Jesus, Él es quien nos da la fuerzas para poder continuar, llevando a cabo Sus mandamientos y Sus palabras en nuestros corazón.

Recordemos que si no tenemos Su palabra, que si no tenemos Sus mandamientos, tampoco tenemos a Jesus ni al Padre:

Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ese sí tiene al Padre y al Hijo.

2 Juan 1:9

Debemos que tener bien claro que si perseveramos en la doctrina de nuestro Señor, pues al Señor tenemos, tanto al Padre como al Hijo.

Todo aquel que se niega a perseverar en Su palabra, que no busca la forma de poder andar por sus caminos, pues éste también será negado y rechazado aquel gran día cuando el Señor venga a buscar a Su pueblo.

Esta enseñanza que acabamos de ver, nace porque en ese tiempo habían falsos maestros que no confesaban que Jesucristo había venido en carne, y es por eso la exhortación de Juan de “permanecer en la doctrina de Cristo”.

Así que, cuidémonos de todos aquellos falsos maestros que todavía existen hoy en día, engañando, enseñando una doctrina que no es la que está en las Sagradas Escrituras. Pidamos sabiduría a Dios para que nos ayude a permanecer en la doctrina de Cristo y así tener al Padre y al Hijo.

...
Pelea la buena batalla
Estad en paz con todos los hombres
Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *