Buenos administradores de la gracia de Dios

Ser buenos administradores de la gracia de Dios, nos ayuda a estar más comprometidos y cumplir Su mandatos para seguir adelante. En el camino encontraremos distintas pruebas las cuales buscan desenfocarnos del propósito de Dios. Pero no podemos desmayar ni salirnos del propósito que Dios tiene para con nosotros.

En la primera carta del apóstol Pedro en su capítulo cuatro nos habla de que seamos buenos administradores de la gracia de Dios. Lo más importante que debemos saber es que Pedro alentaba para que cuando llegaran persecuciones, se gozaran en la gloria de Dios. Este fue también perseguido en gran manera.

1 Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado,

2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

1 Pedro 4:1-2

Los versículos anteriores nos recuerdan los padecimientos que sufrió nuestro Señor Jesucristo para que nosotros también tengamos la valentía de padecer por Cristo, para que no tengamos temor, más bien para que entendamos que padeciendo en la carne podemos vencer el pecado.

Y con cada una de nuestras acciones podremos demostrar que en el nombre del Señor podremos vivir el tiempo que nos resta bajo la voluntad de nuestro Dios.

sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.

1 Pedro 4:13

A esto pues nos ha llamado el Señor, a que nos gocemos cuando estemos padeciendo Su causa. Somos privilegiados en ser partícipes de los padecimientos de nuestro Dios.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

1 comment on “Buenos administradores de la gracia de Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *