Es bueno reconocer que Dios es nuestro escudo fuerte, y que él nos protegerá en todo momento de dificultad no importando donde nos encontremos porque Dios siempre estará ahí.

Nuestra alma espera a Jehová;
Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.

Salmos 33:20

Definición de un escudo:

Arma de defensa que sirve para proteger el cuerpo de los golpes del adversario,

formada por una plancha de metal o madera que se sujeta con el brazo.

“El escudo se lleva en el brazo contrario al que maneja el arma de ataque”

Como dice esta definición, en los tiempos de guerra el escudo era usado por los soldados para protegerse de los ataques de los adversarios. Era una gran herramienta de protección.

Un soldado no podría salir a la batalla sin su escudo ni su armadura, estas protecciones permitían que los soldados duraran más tiempo luchando contra sus adversarios.

Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón,
Porque en su santo nombre hemos confiado.

Salmos 33:21

Si Dios es nuestro escudo, debemos estar confiados como un león todo el tiempo, solo preocupándonos de que ese escudo siempre nos esté protegiendo de todo plan del enemigo y de toda acechanza del maligno.

Nuestra confianza debe estar depositada en Jehová Dios de los ejércitos, sin temer a lo que nos pueda hacer desfallecer, porque Él es nuestro escudo para siempre.

Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros,
Según esperamos en ti.

Salmos 33:22

Es bueno que entendamos que su misericordia nos guarda de todo mal, porque así es su voluntad divina, por eso nunca nos olvidemos que Él siempre será nuestro escudo y que lo seguirá siendo por toda la eternidad.

La palabra de Dios es fiel y verdadera y nunca falla y nunca fallará, Él no miente, sino que cumple sus promesas por encima de todo lo que se oponga a que Dios siga siendo nuestro escudo. Así que si estás desesperanzado porque alguien te dijo que no hay un nadie que te cuida y que no tienes un escudo sobre ti, pues dile que es mentira porque sí hay un Dios que es nuestra esperanza y escudo fuerte, y que permanece para siempre.

This article has 3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *