Martes 13

Vivimos en un mundo donde existen diferentes tipos de culturas, de creencias, de religiones, etc. A los hombres muchas veces se es hace difícil creer en aquellas cosas que nos dice la Biblia, pero les es muy fácil creer aquellas culturas que no tienen sentido alguno, como el martes 13.

Todos hemos escuchado el famoso martes 13, que podemos decir del mismo, pues para muchas personas esto es un día de mala suerte, donde no lo puedes elegir como una fecha para realizar cosas de suma importancia como casarte, ya que supuestamente te puede salir mal. Muchas también lo usan como lo contrario, como un día de mucha suerte donde hacen apuestas  y cosas así.

Publicidad

Los orígenes de las supersticiones sobre este día se remontan en las culturas de España, Grecia y algunos de los países de América Latina, como Argentina , Chile y Venezuela, donde se considera el martes 13 un día de mala suerte. Pero ya no solo estos países lo consideran como tal, sino que gran parte del mundo lo considera así, incluyendo algunos creyentes de Iglesias.

Publicidad

¿Por qué el día 13?

Desde la antigüedad el número trece fue considerado de mal augurio ya que en la Última Cena de Jesucristo había doce apóstoles y Jesús. Se considera a Judas el traidor como el número 13. La Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia. También una leyenda escandinava cuenta que, según la misma tradición, en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal era el 13º invitado. En el Tarot, este número hace referencia a la muerte y a la desgracia eterna y para otra vida.

¿Porque martes?

El martes 29 de mayo de 1453 cayó la ciudad de Constantinopla. Según parece, el papa y las Repúblicas de Venecia y Génova enviaron una flotilla de ayuda a la ciudad sitiada, pero ésta caería antes de que llegaran. Cuando la flota de socorro iba a entrar por el estrecho de los Dardanelos, se cruzaron con unos pocos barcos de refugiados que huían de la ciudad conquistada; al preguntar cuándo había caído, éstos respondieron que el martes. La caída de Constantinopla supuso un profundo trauma para las potencias cristianas, y el día de su caída, el martes, asociado además al dios de la guerra romano, pasó a considerarse de mala suerte.

“Martes” es una palabra que deriva del nombre del planeta Marte, que en la Edad Media lo llamaban “el pequeño maléfico” y que significa voluntad, energía, tensión y agresividad. Marte es el dios de la guerra, por lo cual el día martes está regido por el planeta rojo, el de la destrucción, la sangre y la violencia. Además, la leyenda dice que un martes 13 se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel.

No existen días de mala suerte

Tenemos que entender que nosotros como pueblo de Dios tenemos un norte a seguir y para nosotros no existen días de mala suerte, no existen días donde no podamos hacer una actividad porque sea de mala suerte. Dios siempre les refería al pueblo de Israel de que se cuidaran de las costumbres de los  gentiles y era por el hecho de que tenían muchas costumbres que iban en contra de lo establecido por Dios.

Ya hemos visto como este día es totalmente sacado de culturas paganas. De manera que, aferrémonos a solo creer la verdad de Dios y no estos mitos paganos.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *