Continuamos con nuestra serie textos fuera de contexto,  y el día de hoy le toca a Hechos 16:31. ¿Dios promete salvación a nuestros familiares por medio de nuestra reconciliación hacia Él? Todos nosotros sabemos que la salvación es un hecho individual, la salvación de una persona no cubre la de otra persona, sino que dice “el alma que pecare esa morirá.”

Vayamos a algunos versículos del capítulo 16 de Hechos:

25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.

26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

27 Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.

28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí.

29 El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas;

30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?

31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos.

34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios.

Publicidad

Usamos los versos anteriores simplemente para ver lo que estaba aconteciendo antes de que el apóstol diera estas palabras, pues ellos estaban sufriendo el vituperio del evangelio en una cárcel, pero comenzaron a cantar himnos al Señor y de repente aquel lugar tembló, las puertas fueron abiertas, obviamente el carcelero allí presente se iba a sentir confundido con lo que estaba pasando, puesto que no fue algo normal. los versos 29  y 30 señalan:

29 El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas;

30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?

La respuesta esta en el versos 31:

31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

¿Debemos tomar este verso como una promesa general para todo el pueblo de Dios? No, pues en la Biblia existen promesas que no son generales, sino que sucedieron en un evento  y no debemos tomarlas para nosotros. Sabemos bien que cada persona dará cuenta por su salvación, y en el caso del carcelero vemos lo que es una promesa particular para él y su casa. También notamos en los siguientes versos que para aquella familia obtener la salvación, se le debió llevar el evangelio:

32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos.

De manera que, no vemos en estos versos una promesa para todo el pueblo de Dios, sino una promesa particular para el carcelero.

Publicidad

Artículo anterior de nuestra serie te versículos fuera de contexto:

¿No juzgar para no ser juzgado? Una mirada más profunda a Mateo 7:1

Artículo siguiente de nuestra serie te versículos fuera de contexto:

“Mayores obras haréis en mi nombre” ¿qué quiso decir Jesús?

Compártelo:

This article has 6 Comments

  1. Estoy de acuerdo, y suelo decirlo a los hermanos cuan surge el tema del versículo en cuestión. Pero debo añadir también, que el carcelero, cuando hace la pregunta: “Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?” seguramente no se refería al término espiritual, sino a su persona y familia, contra las cuales iban a tomar represalias por el hecho de que los presos hubiesen huido. Leamos los versículos 27 y 28: “Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.
    Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí”. El carcelero creyó que habían huido, por lo cual, quiso matarse, seguramente para no ver la tragedia que traería sobre su familia. Más Pablo actuó con rapidez diciéndole: “No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí”. Posteriormente, Pablo responde a la pregunta del carcelero con la famosa frase: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y toda tu casa”. Podría decirse, (sin ánimo de inducir a nadie a malos entendidos) que Pablo pudiera haber hablado proféticamente, respecto de esta familia, pues que toda ella se convirtió y bautizó, esa misma noche. Pero, no vemos en ninguna otra parte de la Biblia, dónde se nos dé pie a creer que esto de ser salvo el resto de la familia por uno haber creído, sea así, sino todo lo contrario.Cada cual tiene que creer para ser salvo. De otra manera, todo el mundo sería salvo, porque todos en el mundo estamos ligados a familias donde alguno de sus miembros cree en Jesucristo. P.D. Lo que destaca al hijo de Dios del que meramente dice creer, es la obediencia a Su Palabra: Juan 14:15 y 21-24. Dios les bendiga.

  2. Sin duda un tema de discusion, sin embargo, podemos ver a lo largo de toda la escritura que la salvacion es personal e individual.
    Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.
    Entiendo esta frase diciendo, que crea él y tambien su casa deben creer para ser salvos; es decir, esta en singular.
    Si fuera colectivo hubieran dicho: Cree en el Señor Jesucristo, y serán salvos, tú y tu casa.

    Dios les bendiga.

  3. este analisis exegetico de las escrituras dando a entender que la promesa personal no es una promesa para todo aquel que cree, es una aberracion, tendriamos que tachar una inumerable cantidad de versiculos que son promesas dadas a personas y quedariamos con la mitad de la biblia. En los evangelios Jesucristo hizo promesas a individuos que tuvieramos que dejar de tomarlas para nosotros, pues eran solo para ellos. entonces con que nos quedamos “maestros de la biblia”? Hoy como en los tiempos de Jesucristo los “conocedores de las escrituras” condenan a Jesucristo y sus discipulos por lo que dijeron.

    1. George, lo primero es que puede dejar la violencia en sus palabras. Lo segundo, pasa justamente lo que usted dice… la mayoría de las promesas de la Bibli NO son para nosotros. Nos enseñaron a decir amén a todo lo que suene bien para mí, pero no a interpretar el contexto, y saber si és o no és.

  4. El apóstol dijo la verdad cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tu y toda tu casa; quien lee este pasaje puede comprender que no se refiere a la salvación del resto de sus familiares, sino al impacto que ellos recibirán a través del nuevo estilo de vida que lleva la nueva persona, esto sin lugar a dudas los convencerá.
    Este hecho no sólo le ha ocurrido al carcelero sino a muchas personas más en la Biblia, y no solo en la Biblia sino en la humanidad. Cuando nos comprometemos en seguir a Jesús, El se compromete a alcanzar a toda nuestra familia, en lo personal si es una promesa cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tu y toda tu casa. Amén muchas bendiciones y muy buen punto; sigan adelante compartiendo la Palabra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *