Leamos que nos dice la Biblia en Mateo 16:

Publicidad

13 Cuando Jesús llegó a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a Sus discípulos: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?” 14 Y ellos respondieron: “Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; pero otros, Jeremías o alguno de los profetas.” 15 “Y ustedes, ¿quién dicen que soy Yo?” les preguntó Jesús. 16 Simón Pedro respondió: “Tú eres el Cristo (el Mesías), el Hijo del Dios viviente.”

Encontramos dos preguntas importantes en este verso, aunque la segunda más importante que la primera. La primera pregunta que Jesús hace es la siguiente: ¿quién dicen que soy yo?, los discípulos responden: “Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; pero otros, Jeremías o alguno de los profetas.” Nótese algo muy importante en esta respuesta y es que para las personas que estaban alrededor Jesús era cualquier cosa menos el Cristo, y esto lo vemos hoy en día continuamente, para muchos Jesús es simplemente un milagrero, un profeta, un sanador, un esto y un aquello, pero esta no es la respuesta correcta, aunque las demás son ciertas. Ahora veamos la segunda pregunta que Jesús hace a sus discípulos, la cual deberíamos hacernos nosotros mismos cada momento de nuestras vidas; Jesús pregunta: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy Yo?”, es como si para Jesús la primera respuesta no estaba bien contestada, más Simón Pedro responde haciendo dos declaraciones increíbles: “Tú eres el Cristo (el Mesías), el Hijo del Dios viviente.”

Me encanta una interpretación de R.C Sproul en su libro “who is Jesús” donde dice lo siguiente:

Cristo proviene del término griego christos , que significa “ungido”. Corresponde al hebreo “mesías”. Si tuviéramos que traducir el nombre y el título directamente al español, diríamos “Jesús Mesías”. Con este título estamos haciendo una confesión de fe de que Jesús es el ungido de Israel esperado por tanto tiempo, el Salvador que redimiría a su pueblo.

Entendemos que esto es lo principal que debemos saber sobre Jesús: que Él es el Mesías prometido y el Hijo del Dios viviente.

Toda la Escritura nos habla de Jesús y su poderío, por lo cual creo que la Biblia nos habla por sí misma de la persona de Jesús. Veamos algunos versos a continuación:

-Autor y consumador de la fe

Hebreos 12:2

Puestos los ojos en[a] Jesús, el autor y consumador[b] de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.

-El blanco perfecto de Dios para darnos salvación

Isaías 53:5

Pero El fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones,
Molido por nuestras iniquidades.
El castigo, por nuestra paz[a], cayó sobre El,
Y por Sus heridas (llagas) hemos sido sanados.

-El único salvador del mundo

Hechos 4:12

En ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser[a] salvos.”

-El es la vid verdera

Juan 15:1

Yo soy la vid verdadera, y Mi Padre es el viñador.

-El es la luz del mundo

Juan 8:12

Jesús les habló otra vez, diciendo: “Yo soy la Luz del mundo; el que Me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la vida.”

Publicidad

 – El es el nuevo pacto

Juan 3:16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito (único), para que todo aquél que cree en El, no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Hay tantas cosas que podemos hablar de Cristo y muchas veces es lo que menos mencionamos en nuestros púlpitos, cuando Él es la razón de todo. Podemos ver a Cristo en todas las Escrituras y este fue el pensamiento del reformador Martín Lutero, Él creía que Cristo estaba en todas partes en las Escrituras, ¿creemos hoy en día lo mismo dentro de nuestras iglesias?

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *