frases de Joseph Montas

Publicidad

Joseph L Montás pertenece al equipo de Restablecidos. Lleva varios años trabajando en las redes sociales con contenido cristiano, comenzando con su primera cuenta en Youtube llamada TheSoundDoctine. Además de escribir en las redes, sirve en su iglesia local en República Dominicana como expositor bíblico. Está casado con Sarahi Ruiz y tiene un hijo llamado Daniel Joseph.

  1. Algún día el “así dice el Señor” de muchos falsos, se convertirá en llanto y dolor.
  2. Si leer la Biblia te parece aburrido debes de nacer de nuevo porque no te interesa Dios.
  3. Pablo hablando a los corintios les decía que el no iba a predicarles otra cosa sino a Cristo y a este crucificado. Predicador: ¿Sabías que esta es la base de nuestro mensaje? Ningún otro mensaje llegará más al alma del pecador que Cristo.
  4. Toda la ira que debía ser derramada sobre nosotros fue derramada por el Justo, fue derramada sobre aquel que nunca pecó.
  5. Debemos comprender que la voluntad de Dios es perfecta aunque esto lastime nuestros deseos
  6. Cada vez que el apóstol Pablo tenía la oportunidad de reprender las malas enseñanzas lo hacia, sin embargo, nosotros a esto le llamamos “juzgar” y decimos: “No me juzgues, Dios conoce mi corazón”. Por favor, sabemos que Dios conoce nuestros corazones, pero también sabemos que el árbol por sus frutos se conoce.
  7. Ha llegado el momento donde a muchos se les ha olvidado que la palabra de Dios es nuestro manual de fe y de conducta y que no necesitamos ningún otro método para vivir la vida cristiana.
  8. A muchos se les ha presentado un evangelio muerto, sin cruz y sin poder, un evangelio donde si confiesas serás próspero, un evangelio donde la prosperidad es la primera opción y Cristo la segunda. Oh amados míos, este evangelio no es bíblico ni histórico. El evangelio bíblico está saturado de gloria y de poder, saturado de verdad. Por esto confesamos que predicamos un evangelio donde se muestra la cruz, justificación, suficiente gracia para redimir los pecados, suficiente poder para traer un alma a Cristo y suficiente gloria para saber que nuestro tesoro está en los cielos.
  9. Nuestro llamado como predicador ha sido predicar ´´Toda la verdad del evangelio´´ sin importar si agrada u ofende a los hombres. Si enseñas solo una parte del consejo de Dios, entonces no eres predicador de todo el evangelio, sino de una parte del evangelio. ¿Por qué centrarnos en una sola doctrina y olvidar el resto?
  10. La gracia y el amor de Dios van más allá de lo que usted pueda hacer por Él, la gracia de Dios es amarle sin usted merecer en lo absoluto el ser amado.
  11. Tan solo han pasado 9 años y para mi Cristo es más real que el día en que le conocí.
  12. La palabra de Dios tiene suficiente poder y suficiente gracia para llegar al alma del hombre, por lo cual no necesitamos de ningún método mundano para atraer a las almas.
  13. Se nos hace tan difícil escuchar por lo menos una hora un sermón, sin embargo, se nos hace tan fácil escuchar y ver una película por dos largas horas, sin quejarnos, sin pasearnos y sin preguntar que cuándo es que se va acabar.
  14. “Aveces tenemos tantos propósitos, tantas metas, que al final no sabemos por donde empezar, de manera que en la vida del hombre hay momentos en los que pierde el sentido, y es exactamente este el momento donde podemos conocer cuánto necesitamos de nuestro amado creador”.
  15. Tenemos un creador (Dios) que su bondad sobrepasa todo lo humano. Él nos bendice aún nosotros no mereciendo nada.
  16. La predicación de antes estaba basada totalmente en la palabra de Dios, de igual manera era una predicación de poder. Hoy en día para muchas personas una predicación de poder es hablar rápido y fuerte aunque no se diga nada de la palabra de Dios, sino cuentos y fábulas. Si quieres predicar quiero que recuerdes algo:”No importa cuán alto y rápido intentes exhortar, no importa a cuántas personas hagas flotar en el aire, no importa cuantas personas salgan corriendo por toda la iglesia cuando gritas, ¿por qué no importa? Porque la mayoría hace lo mismo que tú y muchas veces son personas muertas, porque no saben nada sobre Dios. Es increíble, pero escuchar algunas predicaciones avergüenza el evangelio.”

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *