¿Somos todos cristianos?

Quizás para muchos esta sea una pregunta irrelevante o que carece de sentido, pero no es así, puesto que muchas personas alrededor del mundo no conocen el significado de llevar este nombre ni lo que conlleva serlo. Estoy seguro que usted ha escuchado a una persona cercana que no es creyente decir que todos somos cristianos porque creemos en Dios. Al igual que usted yo también lo he escuchado de personas muy conocidas.

Además de esta frase existen oraciones muy comunes entre los no creyentes, tales como “todos somos hijos de Dios”, etc. Pero quiero enfocarme en nuestra primera oración: “Todos somos cristianos, porque creemos en Dios”.

Publicidad

El mundo que está allí fuera no conoce nada de Dios y saben muy poco sobre las cosas espirituales y siempre querrán juzgar cosas concernientes a Dios y su iglesia como si fueran quienes para dar una opinión eficaz, pero muchas de estas frases son dichas por cosas que se dan en algunas congregaciones y ya el mundo encuentra cierto parecido a algunas iglesias y por eso dicen: “todos somos cristianos porque creemos en Dios”. Alrededor del mundo existe un gran número de templos religiosos, algunos tienen my buena aparencia, pero algunos son solo edificios lujosos y costosos y carecen de lo principal que es la palabra de Dios.

¿Dices que eres cristiano o que todos somos cristianos? Déjame y te explico todo lo que conlleva esto y qué significa a plenitud para luego terminar con la misma pregunta y esperar tu reacción y respuesta.

Todos sabemos lo que es un fan de algún equipo de pelota o de fútbol, o algún seguidor de un partido político, incluso, todos sabemos que en la política se da que personas le quitan la vida a otras en discusiones sobre su partido favorito, también sabemos que personas mueren de un infarto cuando su equipo favorito de baseball pierde. No me digas que suena exagerado, porque aunque realmente lo es, esto se da en muchas partes del mundo y tú lo sabes. Todo esto que acabamos de nombrar en este breve parráfo son los famosos fans o seguidores de distintos intereses, por eso vemos que hay personas que dicen “de los White Sox hasta la muerte”, y no se pierden ningún partido. En mi viaje a España pude notar que los españoles son 100 por ciento fanáticos del fútbol, ellos saben durar horas y horas viendo en TV partido tras partido y exactamente a esto es que le llamamos fanáticos; ahora bien, ahora haré una pregunta un poco fuerte: ¿Nos gusta a todos el fútbol? Sabemos la respuesta y es NO. De manera que, existen multitudes de intereses en la vida del ser humano, multitudes de cosas por las cuales inclinarse y no todos somos de una misma cosa, incluso, hay personas que no les gusta ningún tipo de deporte, en lo personal a mí me encanta el baloncesto y el baseball. A donde quiero llegar con todo esto es, que el mundo sí sabe que no todos gustados de los mismos intereses, pero el gran problema que tiene el mundo y muchas personas dentro de la iglesia es que se han tomado el apodo de “cristiano” como un nombre muy bonito, como un pez que ponen en la placa de su automóvil, como un emblema muy bonito.

Publicidad

Se supone que cuando dices que eres futbolista es porque sigues este deporte, entonces, querido lector, ¿qué significa verdaderamente ser Cristiano? te daré la respuesta inmediatamente en el lenguaje más llano que pueda existir, EUREKA, ya lo encontré, ser cristiano no es nada más que seguir a Cristo. En el libro de Hechos hay un dato muy importante, vayamos a la Biblia:

Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discipulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

Hechos 11:26

¿Por qué se les llamó cristianos?

Cuando Cristo vino a la tierra, una gran múltitud de personas le seguía, mayoría por los milagros que Él podía hacer para con ellos, pero además de esto, tenía doce apóstoles, quienes eran los que más adelante iban a expadir el Evangelio en diferentes lugares. Luego de la muerte de nuestro Señor Jesús se comienza a notar muy de cerca quienes realmente lo seguían, de tal manera que, en los comienzos del Libro de Hechos Lucas nos hace referencia a la gran persecución que se desató frente a ese grupo que seguía a Cristo. ¿En un momento tan crucial como este para los creyentes dirías “soy cristiano”? Aún cuando sabes que esto te costaría hasta la misma vida. Esto es exactamente lo que el mundo no conoce, que llevar este tan bonito emblema ha costado hasta la sangre de miles de creyentes en todo el mundo.

Déjame y te cuento más de cerca. Muchos de estos creyentes que el mundo llamó cristianos, sufrieron hasta la muerte; tenemos a los apóstoles, los cuales fueron azotados por hablar en nombre de Cristo. Según datos extra bíblicos dicen que Pedro murió en una cruz con la cabeza hacia abajo. Los apóstoles padecieron muchas necesidades y escarnios del mundo, fueron azotados, apedreados, escupidos, y padecieron multitudes de afrentas por hablar en el nombre de Cristo. Y si vamos un poco mas allá de la historia bíblica, también podemos leer el “libro de los mártires” donde John Fox nos narra la historia de muchos hombres valientes que decidieron no negar a Cristo; tenemos a un Martin Lutero que siendo un solo hombre se atrevió a clavar las 95 tesis que expresaban su furia contra Roma, él mismo se atrevió a no negar la palabra de Dios frente a papas corruptos en la dieta de Warns, donde en aquella era quienes negaban la autoridad del papa lo ataban de un palo y eran quemados vivos. También tenemos a Juan Huss, quien mientras era quemado adoraba a Cristo, y además de estas dos personas podríamos nombrar a más creyentes que mejor prefirieron morir antes de negar a Cristo.

“Si tuviera 1000 cabezas, las diera todas a la espada antes de negar el nombre de Cristo”
Martin Lutero

A estas personas se les llamó cristianos porque realmente eran personas que demostraban seguir a Cristo con todo su corazón, no un domingo, no una semana, no una hora o un momento, sino toda su vida, hasta la muerte. De esto es que verdaderamente se trata.

Vivimos en una época muy moderna donde muchas cosas han pasado a llamarse “normal”.

Tenemos una sociedad que tiene un pensamiento muy corto de lo que realmente se trata ser un cristiano, a continuación les muestro algunos.

I- Vestimenta

Siempre recordaré algo que Paul Washer citó en unas de sus prédicas, y es lo siguiente: “La marca de un hombre de Dios es Dios sobre el hombre”. Muchas personas sienten que ser cristiano es vestir una falda larga y un suéter que te cubra los brazos por completo, otras piensan que esto no tiene que ver, y al final se dividen en dos grandes grupos de creyentes, es como si fueran partidos políticos distintos y se odiasen por no creer lo mismo. Es increíble, pero es así como va.

Hay mujeres que visten ropa que cubren todo su cuerpo y realmente prefiero esto que la moda actual de enseñarlo todo, pero esto realmente no es lo que te identifica como cristiano, puesto que puedes usar una falda larga y tener tu lengua del mismo tamaño. Ser cristiano es más que un simple vestuario, pero debemos de sobrellevar las cosas, ya que por estos casos que se ven a menudo nos vamos a olvidar de una vestimenta santa.

La Biblia enseña lo siguiente con relación a la vestimenta de la mujer:

Así mismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos decoroso,
1Ti 2:94

A las mujeres se les manda a vestir con ropa deocorosa, con pudor y modestia, de manera que es muy importante que cada mujer cristiana tome esto en cuenta a la hora de vestir, sabiendo que con su vestimenta debe honrar a Dios y su marido.

A donde quiero llegar con todo esto es al punto de hacerles entender que muchas personas ponen delante la vestimenta que su relación con Dios. No te puedes mofar de que vistes con pudor y modestia cuando realmente no conoces nada de Dios, este es el punto a donde he querido llegar.

II- Buenas obras

Para muchas personas el hacer buenas obras, tales como: repartir comida a los pobres, visitar y llevarle alimentos a los presos, hacer grandes donaciones, entre otras cosas que sean aportes materiales a las personas necesitadas; creen que todo esto los hace ser cristianos. Pero sin duda alguna este bajo pensar sale de la doctrina de Roma, cuando dicen que somos salvos por obras, y lo más difícil es que una gran cantidad de personas se ha creído esta falacia.

El apóstolo Pablo dice las siguientes palabras a la Iglesia de los Corintios:

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo a ser quemano, y no tengo amor, de nada me sirve.
1ª Corintios 13:3

Lo siento querido lector, pero no importa cuantas donaciones hagas, esto nunca te llevará a la salvación, lo único que puede hacerte salvo es la poderosa obra de Cristo en la cruz.

“Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres”
“y si entregase mi cuerpo a ser quemado”

Estos dos eventos que señala el apóstol son realmente increíbles, aunque uno más que otro. Pero Pablo hacía esto por el hecho de dar entender que no basta simplemente con hacer buenas obras, ser cristiano va más allá de todo esto.

Sabemos que no debemos de gloriarnos por nuestras obras, más si tienes que alabarte de algo, que esa alabanza sea por conocer al Señor.

Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico en sus riquezas.
Más alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.
Jeremías 9:23,24

III-La música

Veo con mucha frecuencia, que artístas seculares de repente publican que son cristianos, sí, tú conoces a muchos, tales como Juan Luis Guerra, Justin Bieber que supuestamente es cristiano y quiere ser pastor, entre otros artistas seculares que dicen que son cristianos. Pero el gran problema que nadie quiere ver es que estas personas muchas veces siguen grabando su música secular y dos o tres con letras “cristianas”, digo: “volverse cristiano no es poner una chispa de Cristo en algunas cosas, es invitar a Cristo a todo lo que haces, que Él sea el dueño y Señor de todo tu sistema de control”.

Muchas de estas personas siquiera pueden dejar de cantar música secular porque esto les dejaría una gran pérdida financiera.

En el libro de Lucas podemos encontrar lo siguiente:

Y decía a todos. Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.
Lc 9:23

Seguir a Cristo no se trata de acomodar tus situaciones a Cristo, se trata de vivir para Cristo, quitando todo aquello que estorbe tu relación espiritual con Dios. Todo el mundo quiere llamarse cristiano, pero nadie quiere negarse a las cosas que no son del agrado de Dios. Ser cristiano es más que un apodo, es seguir a un Ser que es Rey de reyes y Señor de señores.

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *