Un grupo de personas sostiene la teoría de que el aguijón que Pablo tenía en la carne era un problema en la vista. Dicen esto basándose en el momento donde Jesús se le apareció en el libro de Hechos, ya que en aquel momento el Apóstol quedó ciego por un período de tres días.

En el capítulo 9 del libro de hechos encontramos el episodio donde Saulo tiene un encuentro con Jesús, donde es alumbrado por su luz resplandeciente. Y podemos ver como en los siguientes versos el que era en ese momento perseguidor de la iglesia tiene una conversación con aquel Jesús por el cual asesinaba a aquienes le confesaban:

El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

Más adelante también dice:

Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco,

Publicidad

donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

Muchas personas dicen que el aguijón de Pablo era un fuerte problema en la vista, pero podemos encontrar lo siguiente más adelante:

17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

18 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.

De manera que podemos ver que Pablo fue curado de aquella ceguera producida en el momento en que vio a Jesús. ¿Que conclusión biblica podemos sacar sobre el aguijón? Verdaderamente la revelación de Jesús que tuvo el apóstol fue algo muy glorioso y cualquiera de nosotros podría sentir deseo de gloriarse de esta gran visión, de ver al Señor de señores, ¿acaso no crees que es algo maravilloso?

Publicidad

El apóstol nos vuelve a referir el tema del aguijón en 2ª Corintios 12, donde en uno de sus versos nos expresa lo siguiente:

Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;

Aquí confirmamos que las revelaciones que recibió Pablo fueron muy sublimes y para que él no se gloríe o exalte desmedidamente, le fue dado un aguijón en la carne. Ojalá que el Señor haga lo mismo con nosotros para que nunca pensemos en gloriarnos por cosas que solo nos han sido entregadas por pura gracia y no por nuestras obras humanas.

Verso 8, el apóstol nos dice:

Respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí.

El apóstol hasta aquel momento solo había “rogado” “tres” veces al Señor para que le quitase aquel aguijón, a pesar de que este era doloroso, no le pedía a Dios todos los días que le quite aquello, sino que más adelante expresa:

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”.

Que Dios permita que tengamos la misma manera de pensar frente a los problemas, creyendo que todas nuestras debilidades nos conducen más y más a Dios, que todos nuestras debilidades nos encaminan más a su luz readiante y que Dios no necesita hombres fuertes, Dios solo necesita hombres que se dejen guiar de su extraordinaria y magnífica voluntad.

De manera que, en la Biblia nunca vamos a encontrar la descripción de cual fue exactamente el aguijón que había en la carne del apóstol, sino que solo podemos decir es que aquello que le causaba mucho dolor y no le permitía gloriarse desmedidamente.

Compártelo:

This article has 11 Comments

  1. Hay un texto en el libro de Gálatas que podría suponer también que el problema de Pablo, sobre el aguijón en la carne, podría ser una dolencia en la vista. Aquí va:
    Gál 4:14 y no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía en mi cuerpo, antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús.
    Gál 4:15 ¿Dónde, pues, está esa satisfacción que experimentabais? Porque os doy testimonio de que si hubieseis podido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos. V.RV60

  2. “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.” 2 Corintios 12: 7. Esto [el mensajero de Satanás] le fue enviado por Dios, para mantenerlo humilde. Como con Job, Satanás fue la causa inmediata, pero Dios la causa final. El uso de Pablo de la palabra ‘mensajero’ (Griego, angelos, o ángel) de Satanás sugiere que el ‘aguijón en la carne’ era una persona dirigida por un demonio, no una enfermedad física. De los 175 usos de esta palabra griega en el Nuevo Testamento, la mayoría están en referencia a ángeles. Este ángel viene de Satanás, un demonio que estaba afligiendo a Pablo. Posiblemente, la mejor explicación es que este demonio estaba dentro del líder de los conspiradores en Corinto, el líder de los falsos apóstoles. A través de ellos, estaba destrozando a la amada iglesia de Pablo y por ello era un aguijón en la carne de Pablo. La prueba de esta explicación es dada por el contexto de los capítulos 10-13, que es Pablo enfrentándose a sus adversarios (los falsos apóstoles). En esas circunstancias Pablo escribe acerca de su aguijón, el mensajero de Satanás en términos de esos falsos apóstoles que estaban enseñando herejías y doctrinas de demonios, y que estaban atacando el apostolado de Pablo”.
    -John MacArthur. The MacArthur Bible Commentary. Pág.1650-1651.

  3. El aguijon de Pablo era el pecado, Pablo era un perfeccionista; y el unico que se atrevio a decir sed imitadores de mi como yo de Cristo, a Pablo no le intimidaba el sufrimiento, el no le temia a la muerte, el queria estar al lado de su señor, pero sufria horrores cuando le fallaba a su maestro.

  4. * El aguijon no era el pecado, no alguna debilidad de su vieja naturaleza. Recuerden q Dios le dio la dicha a Pablo de q dijera de si mismo:

    “SEAN IMITADORES DE MI como yo de Cristo”.

    El mensajero de Satanas no se refiere a los falsos apostoles. Cuando dice mensajero de Satanas usa la palabra griega “ἄγγελος” que se refiere a angel. Como diciendo angel de Satanas. Cuando habla de los falsos apostoles en el capitulo anterior usa la palabra “ἀπόστολος” que quiere decir enviado. Ademas descartamos un falso apostol tmb ya dice un aguijon “EN SU CARNE”. y dice que ha rogado que lo “quite de mi”.

    Esta claro que si el apostol Pablo estaba rogando que lo quite de él, era alguna incomodidad EN SU CARNE, fisicamente hablando.

    Su aguijon no era el temor de ser rechazado. Si hubiera tenido temor, no hubiese pasado por todo lo q paso. Hasta peligros de muerte. Ademas El Espiritu le hacia hablar con denuedo y valentia.

    El texto refiere a una debilidad física, una debilidad en su cuerpo. Si esta debilidad especificamente no fuera en los ojos, igual no podemos negar que tenia una debilidad en sus ojos. Asi como lo especifican los primeros comentarios de este articulo.

    Dios nos guie siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *