(www.mimejoralabanza.com) — Considerando el texto de nuestro proverbista, donde él abre la siguiente interrogante en el libro de proverbios capítulo 31:10:

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

Nuestro punto de partida será la pregunta del proverbista, él dice: Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Veamos 7 cualidades de una mujer virtuosa, de una mujer de Dios:

1-La mujer virtuosa teme a Jehová

 30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura;
La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.

La mujer que verdaderamente es virtuosa temerá a Dios sobre todas las cosas, y cuando hablamos de una mujer temerosa de Dios estamos hablando de una mujer que cada paso que da es como si Dios estuviera detrás de ella, considerando que los ojos de Dios están encima de ella y debe de guardarse del mal, del pecado.

Publicidad

2-La mujer virtuosa considera su vestimenta

 1 Timoteo 2:9: Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,

Cuando la Biblia nos habla de pudor y modestia no se está tratando de que la mujer debe vestir como si estuviera dentro de un saco, se esta tratando de que tu vestimenta también debe glorificar a Dios y si tu vestimenta es sensual entonces no le estás glorificando, de manera que pienso que cada mujer a la hora de comprar su ropa o mirarse en un espejo debe mirar su cuerpo de cabeza a pies y hacerse la siguiente pregunta: ¿Agrada a Dios esta ropa que llevo puesta? Puede sonar legalista, pero lo que debemos entender es que somos diferentes a esas personas que están sin Cristo, por lo tanto, todo lo que hacemos debe ser para la gloria de Dios.

Una mujer que es verdaderamente virtuosa considera su vestimenta para no ofender a Dios con su ropa, guardando su cuerpo puro para Dios y su esposo.

3-La mujer virtuosa hace que su marido este confiado

Proverbios 31:11: El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias.

No hay una mejor cosa que un matrimonio tranquilo, donde no existen los celos, y este es el punto donde una mujer verdaderamente virtuosa debe ganarse por completo la confianza de su esposo. Sabemos que existen parejas donde no cabe lugar al celo, donde se vive un matrimonio feliz, donde cada uno no tiene el temor de que su pareja le sea infiel, ahora bien, vemos que esas cosas se ganan, como nos dice el proverbista:

El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias.

Así que si eres verdaderamente virtuosa harás que tu marido confíe en ti y este tranquilo.

4-La mujer virtuosa es “atenta”

 Proverbios 31:

15- Se levanta aun de noche
Y da comida a su familia
Y ración a sus criadas.

16 Considera la heredad, y la compra,
Y planta viña del fruto de sus manos.

17 Ciñe de fuerza sus lomos,
Y esfuerza sus brazos.

La mujer que es verdaderamente virtuosa lleva la preocupación por todas las cosas que le competen en el hogar, estando pendiente a aquellas cosas que le corresponden, no es  holgazán.

No podemos ligar el machismo con esto, un hombre también debe ayudar a su mujer en el hogar, pero la mujer debe de tomar la iniciativa en lo que compete a la organización del hogar.

5- La mujer virtuosa edifica su casa

Pr 14:1: La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba.

“La mujer sabia edifica su casa”

Si eres verdaderamente virtuosa edificarás a tu hogar en todo el sentido de la palabra, especialmente en el sentido espiritual. Si ves que tu hogar está menguando en la oración y en las cosas espirituales y ves que tu compañero no toma la iniciativa, pues tómela usted y edifique a su casa, sabiendo que la base fundamental de un hogar es Cristo, y si no estamos ligados a ese fundamento, nuestro hogar puede ser fácilmente destruido.

Publicidad

6- La mujer virtuosa sabe escoger su pareja

La mujer virtuosa será muy observadora a la hora de tomar la decisión de tener una pareja, no se llevará solo de la hermosura, pues como nos dice el proverbista: “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura”. Por ende, la mujer verdaderamente virtuosa escogerá a un hombre que ame a Dios y su palabra.

7- La mujer virtuosa glorifica a Dios sin importar cual sea su situación.

Todos hemos leído la historia de Job, cuando su misma mujer le dice: “Maldice a tu Dios y muérete” (Job 2:9). La mujer verdaderamente virtuosa sabe glorificar a Dios en momento difícil, sabiendo que todo obra para bien y que a su tiempo Dios traerá la calma.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *