cris

Cuando hablamos de una persona “bienaventurada” estamos refiriéndonos a una persona que es realmente afortunado de aquello que pueda tener. Nosotros como pueblo de Dios somos bienaventurados por varias cosas, una de ellas es servir a un Dios que es poderoso, pero, quisiera abundar solo en 9 de estas bienaventuranzas que también deberían de ser 9 características que cada cristiano debe tener en su vida. El apóstol Pablo les decia a los Gálatas 6:7:

De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.

Estas 9 características las podemos encontrar en el libro de Mateo capítulo 5, del verso 3 en adelante. Dichas características son las siguientes:

1-Pobres en espíritu

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Ser pobre en espíritu es estar hambriento espiritualmente. Nunca debemos pensar que estamos en un nivel espiritual tan alto que ya no necesitamos más. Al contrario, cada día debemos desear más. Recordemos el salmo 42:

Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,
Así clama por ti, oh Dios, el alma mía.
2 Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo;
¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?

2- Llorar

“Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.

¿Por qué son bienaventurados los que lloran?

A la luz de las escrituras podemos encontrar diferentes casos de hombres de Dios que derramaron lágrimas ante Dios por diferentes situaciones. Al hablar de  Nehemías podemos encontrarnos en el capítulo 1 como el gran reformador tuvo que llorar y orar ante Dios por la situación tan difícil en la que se encontraba el pueblo de Israel. Esto también puede ser un signo de la gran preocupacion que podemos llegar a sentir frente a diferentes problemas que ocurren frente al pueblo de Dios.

3- Ser humildes

“Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.

Cuando somos humildes realmente somos bienaventurados y podemos diferentes versos que dentro de ellos se encuentran algunas promesas cuando realmente estamos siendo humildes:

Que pone a los humildes en altura, Y a los enlutados levanta a seguridad;

Job 5:11

El deseo de los humildes oíste, oh Jehová; Tú dispones su corazón, y haces atento tu oído,

Salmos 10:17

Comerán los humildes, y serán saciados; Alabarán a Jehová los que le buscan; Vivirá vuestro corazón para siempre.

Salmos 22:26

Publicidad

Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera.

Salmos 25:9

Jehová exalta a los humildes, Y humilla a los impíos hasta la tierra.

Publicidad

Salmos 147:6

Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; Hermoseará a los humildes con la salvación.

Salmos 149:4

Ciertamente él escarnecerá a los escarnecedores, Y a loshumildes dará gracia.

Proverbios 3:34

Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría.

Proverbios 11:2

Mejor es humillar el espíritu con los humildes Que repartir despojos con los soberbios.

Proverbios 16:19

Entonces los humildes crecerán en alegría en Jehová, y aun los más pobres de los hombres se gozarán en el Santo de Israel.

Isaías 29:19

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

Isaías 57:15

4-Tener “hambre y sed de justicia”

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.
Somos bienaventurados cuando clamamos la justicia de Dios sobre la tierra

5- Actuar con misericordia

 “Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
De la misma manera como tratemos a los demás, se nos tratará a nosotros. Así mismo, si somos misericordiosos, nosotros también recibiremos misericordia:
Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.
Mateo 7:12

6- Tener un corazon limpio

“Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.
El autor de los hebreos nos enseña :
Hebreos 12:14
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
Recordemos que nuestro corazón es como si fuera nuestro sistema de pensamientos que conduce todo el cuerpo y si este no está puro quiere decir que todo nuestro ser está dañado.

7- Procurar la paz

“Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.
Romanos 12:18
Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.
El apostol dice: “si es posible”, más adelante dice: “En cuanto dependa de vosotros”. Es de entender que el apostol hace tambien estas aclaraciones pues que no siempre podremos estar en paz con todos los hombres, solo con la predicacion de este Evangelio muchas personas nos odiaran y estas son cosas que no podemos evitar, pero si nos es posible, si esta dentro de nuestras manos entonces debemos de buscar la posibilidad de estar en paz con todos los hombres.

8- No callar la verdad de Dios

“Bienaventurados aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.
Somos atalayas de este precioso evangelio y nada ni nadie nos puede callar. En el libro de hechos querian callar a los apostoles más ellos no podian callar aquellas cosas que habian oido y aprendido, de la misma manera debemos de saber que es una bienaventuranza cuando somos perseguidos por la verdad de Dios y debemos de gozarnos en la tribulacion, debemos de gozarnos.

9- Ser perseguidos

“Bienaventurados serán[b] cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de Mí. 12 Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes.
Cuán glorioso es saber que todas las cosas que sufrimos aqui, que ser perseguidos y tener que soportar tantas cosas por el nombre de Cristo un dia nos será recompensado. Entonces mi pregunta seria:¿Cual mayor recompensa podemos recibir que la recompensa de vivir eternidad de eternidades glorificando a Dios. Ninguna querido hermano. Pues alegrate en tu tribulacione y regocijense cada uno de ustedes, pues, nuestra recompensa está cercana.

Compártelo:

This article has 3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *