Creflo Dollar

Después de haber estado en la mira por haberle pedido a 200,000 personas donar de $300 dólares o más para conseguir $65 millones para ayudar a su ministerio a comprar un jet de lujo el mes pasado, el televangelista de la prosperidad Creflo Dollar, de quien se ha informado que posee bienes valorados en $27 millones, ha declarado que “no hay tal cosa como el evangelio de la prosperidad” y el dinero en su bolsillo le pertenece a Dios.

En un video promocional para un episodio de “Your World With Creflo” con el pastor Gregory Dickow de Life Changers International Church, este predicador de la prosperidad declara que:

Cuando hablamos de prosperidad, y la gente dice que es el evangelio de la prosperidad, no hay tal cosa como el evangelio de la prosperidad, es el evangelio de la gracia. El dinero en mi bolsillo no es mío, es de Dios.

Vino de Él. Él es la fuente detrás de todo lo que tenemos que es bueno. Él ama ser confiado; Él ama ser alguien en quien te puedes apoyar. Él ama ser alguien en quien puedas confiar y quiere ser alguien en quien te puedas apoyar y confiar en primer lugar.

El predicador de Atlanta, Georgia de 53 años de edad, es reconocido en el mundo como uno de los predicadores más populares del evangelio de la prosperidad que promueve la noción de que Jesús quiere que sus seguidores sean adinerados. Es un concepto controversial que el erudito religioso Reza Aslan ha descrito como una interpretación de Jesús “profundamente fuera de las escrituras”:

El argumento del evangelio de la prosperidad, si puedo decirlo con ligereza, es que Jesús quiere que conduzcas un Bentley. Esto es básicamente su argumento. Que lo que Jesús quiere para ti es prosperidad material, y que si literalmente das, que literalmente recibirás diez veces. No es una metáfora, como lo es en la mayoría de las iglesias. Es literal. Tú me das $10 dólares y Jesús te dará $100

Quiero decir, si hay una cosa que es tan clara y no está abierta a interpretaciones de ningún tipo cuando se trata del mensaje de Jesús, es su condenación de la riqueza.

Y todavía, no solamente existe esta versión del Cristianismo, como digo, es honestamente la versión del Cristianismo Evangélico Protestante de mayor crecimiento en Norte América. Esto es porque Jesús puede ser cualquier cosa que quieres que sea, y el mensaje Cristiano puede ser cualquier cosa que quieras que sea.

En sus mensajes, Dollar condena a los pobres como impíos. En un mensaje de su sitio web titulado “Your Inheritance of Wealth and Riches (Su herencia de riqueza y ricos) Dollar dijo:

La pobreza no es la voluntad de Dios para ningún creyente. Sin embargo, hay cristianos que han tomado un ‘voto de pobreza’ porque creen que la pobreza es parte de ser santos y justos. Esto está lejos de la verdad.

La pobreza no tiene nada que ver con la piedad, o la semejanza de Dios. Ser pobre o empobrecido significa, ‘estar sin; en escasez; privado.’ Usted y yo no servimos a un Dios de escasez e insuficiencia. Él es un Dios de exceso y abundancia. De hecho, Él quiere abundar con su bondad (Efesios 3:20).

Publicidad

Opinión

Publicidad

Es una pena que muchos creyentes caigan en las trampas de estos predicadores que solo buscan llenar sus bolsillos. La Biblia habla de dar para recibir, pero no en la forma que ellos promueven. No se trata darle mil dólares a un “predicador” millonario para luego yo recibir esa suma multiplicada por diez. Se trata de ayudar al necesitado para recibir bendiciones de Dios que no necesariamente tienen que ser materiales:

como está escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre. (2 Co 9:9) RVR1960

Recordemos que Jesús no tenía nada:

Jesús les dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza. (Mt 8:22) RVR1960

Y su mensaje no se centraba en la prosperidad. Los únicos tesoros que Jesús nos manda a acumular son los tesoros de los cielos:

 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. (Mt 19:21) RVR1960

Compártelo:

This article has 4 Comments

  1. No tienen temor de Dios, temen a la pobreza, a no tener la responsabilidad de vivir de su propio sustento ,con lo que sus manos pueden hacer y producir,son parásitos, vividores,pisotean la Preciosa Sangre de Cristo, y lo que es peor, desvían a los pequeños del Señor. Bolsillos cerrados para estos, y veremos cómo empiezan a orar para que El Señor les multiplique. Son como los políticos, líderes ricos y pueblo pobre!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *