peliculas de terror

(www.cristojuvenil.com) — ¿Pueden los cristianos ver películas de terror? ¿Es malo que un cristiano vea películas de horror? Seguramente has escuchado estas preguntas y son quizás algunas de las que hacen los amantes del cine y las películas. Aquí una reflexión para ayudarnos a entender este tema.

No debemos olvidarnos que nuestras emociones se alimentan primordialmente por las cosas que escuchamos y por las cosas que vemos. Lo que miramos y oímos, puede producir fe o temor en nuestro corazón y los creyentes somos responsables de lo que entra por nuestros ojos y oídos.

Las películas de terror, al tener un contenido espiritual tienen un profundo impacto en nuestra mente y en nuestras emociones. Aun cuando un creyente disfrute mirar estas películas, no se debe subestimar el efecto espiritual que esto conlleva.

No debemos ser ligeros al momento de escoger las películas, aun las series y los programas que miramos. A diferencia de un incrédulo, el creyente como un ser espiritual, debe discernir todas las cosas espiritualmente. El apóstol Pablo decía que “el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”(1 Corintios 2:14 RVR60).

Los efectos pueden variar de acuerdo a la personalidad de los individuos y a la frecuencia con que se miran estas películas. En algunos, se produce un temor posterior que los acompaña hasta varias horas o días después de haberla visto. Otras personas desarrollan un interés desmedido por las películas de terror que se vuelven insensibles ante ellas. En algunos casos se convierte en un apego enfermizo que no debe ser tomado con ligereza. No obstante, en la mayoría de personas, estas películas despiertan confusión y emociones de temor que entorpecen nuestra habilidad de vivir confiados.

En este sentido, si la Biblia nos dice que el árbol se conoce por sus frutos, sería bueno revisar los frutos que las películas de horror nos dejan.

Publicidad

Habiendo dicho esto, quiero responder la inquietud y las preguntas planteadas al comienzo de este artículo. Y para eso voy a tomar como referencia un pasaje que escribió el apóstol Pablo en su epístola:

Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica (1 Corintios 10:23 RVR60).

Publicidad

Esta es la pregunta que los creyentes que habitualmente miran películas de terror, deben hacerse. Una pregunta que ellos mismos deberán responder. Porque aunque bíblicamente no hay nada que me impida mirar estas películas, debemos cuestionar y responder ¿en qué me conviene mirar una película de terror? ¿Me edifica ver películas de horror?

GERSON MOREY

Compártelo:

This article has 7 Comments

  1. Lo curioso del caso, es que normalmente el guionista investiga, entrevista, recopila testimonios, etc. sobre el tema antes de escribir una historia, y entonces podemos decir que la simbología, rituales, son contenidos basados en hechos/objetos reales. Como todo “arte” hay toda una “inspiración” en su elaboración, así también como en la banda sonora. La pregunta mas importante entonces sería, ¿Quién es el “exaltado” en toda esta obra visual? Pongamos en balanza, la importancia de nuestro entretenimiento.

  2. No pondré inmundia delante de mis ojos y en la television cine pura inmundicia el creyente si ve la tele y toda la inmundicia de ahí a diferencia k el cristiano no pierde su tiempo en la televisión o crees que jesus estaria sentado en tu sillón viendo la película rápidos y furiosos? Seriedad

  3. Excelente escrito hay cosas que influyen espiritualmente aunque pensemos que no porque damos pauta aúna aceptación, en el caso de la publicación anterior el cristiano y el creyente son lo mismo y pues no hay pecado en ver televisión si sabes que lo que verás no tiene nada de malo y si lo tiens lo cambias y punto o la apagas, no se puede juzgar a nadie de pecador por ver televisión claro amenos que uno deje de buscar de Dios en el día por ver television todo el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *