Lunas de sangre

Hoy habrá visible un eclipse total de luna. Es el tercero de una serie de cuatro eclipses conocidos popularmente como “lunas de sangre“, un fenómeno que sucede en pocas ocasiones.

El libro “Cuatro Lunas de Sangre” escrito por el pastor John Hagee dice que se trata de indicaciones divinas de que algo grande está por suceder en Israel. ¿Que podría significar esto para el Medio Oriente… y más allá? Veamos el punto de vista del pastor Hagee.

El libro del Génesis dice que Dios usó el sol, la luna y las estrellas como señales. Ejemplos de ello se encuentran en toda la Biblia.

Una estrella llevó a los sabios donde Jesús y el sol se detuvo cuando Josué llevó a Israel a la victoria ante sus enemigos.

Según Hagee, Dios se prepara para hablar de esta forma de nuevo:

Hay una sensación en el mundo que las cosas están cambiando y Dios trata de comunicarse con nosotros de manera sobrenatural. Creo que en estos próximos dos años vamos a ver algo drástico en el Medio Oriente, que involucra a Israel, que cambiará la historia de la región e impactará a todo el mundo.

En el libro “Cuatro Lunas de Sangre”, Hagee explica lo que él llama las señales celestiales. Describe una serie de lunas de sangre en 2014 y 2015 que tendrán un gran significado para Israel. Aunque las lunas de sangre ocurren regularmente, cuatro de manera tan seguida es muy inusual.

Solo unas cuantas veces en los últimos 500 años hemos visto una serie de lunas de sangre. Entonces, ¿qué son exactamente y cuál es su significado bíblico? Hagee explica:

Una luna de sangre es cuando la tierra se interpone entre el sol y la luna y el sol brilla a través de la atmósfera de la tierra y causa una sombra roja sobre la luna, por eso la luna aparenta ser roja.

Tales lunas aparecen en las escrituras:

En el libro de Joel, Dios dice que habrá “prodigios en el cielo y en la tierra: sangre, fuego y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del señor, grande y terrible”.

En Hechos 2:20, el apóstol Pedro repite ese verso de Joel.

Y el libro de Apocalipsis 6:12 dice que durante la gran tribulación la luna se volverá “como sangre”.

Las lunas de sangre se cree que aparecerán en abril 2014 durante Semana Santa y luego, otra vez en octubre durante la Fiesta de los Tabernáculos, o Sucot.

De igual forma para 2015, dando un total de cuatro lunas de sangre, todas durante días de fiesta judías.

“El sol y la luna y la tierra son controladas por Dios Todopoderoso. Él es quien los pone en ese alineamiento ciertos días a ciertas horas, pero cada vez es durante Semana Santa o Sucot”, comenta Hagee.

En el pasado, la rara aparición de las cuatro lunas en estos días festivos ha coincidido con grandes eventos para Israel y los judíos.

En 1492, España expulsó a los judíos. Colón también descubrió América, la cual se convirtió en un refugio para los judíos.

“En cada una de estas lunas de sangre, algo empieza con una tragedia y termina con un triunfo”, indica Hagee.

En 1948, Israel renace como una nación.

“Después de dos mil años, Dios sobrenaturalmente les trajo de 66 países y se creó una sola nación. Eso también fue algo sobrenatural después de la tragedia del Holocausto”, precisa Hagee.

En 1967, Israel gana la guerra de los seis días y reconquista Jerusalén.

“Por primera vez en dos mil años, Jerusalén y el Estado de Israel estaban juntos otra vez”, dice Hagee.

Las lunas de sangre de 2014 y 2015 aparecen mientras Irán progresa hacia la obtención de armas nucleares y los vecinos de Israel, Egipto y Siria están en caos.

¿Cree que el programa de armas nucleares puede ser un detonador aquí?

“La única razón por la que Irán no conseguirá una bomba nuclear será que Israel escoja una solución militar para esta crisis. Creo que si eso sucede, empezará una serie de eventos que cambiarán la historia mundial. Si Israel no lo hace, entonces igual cambiará el curso de la historia mundial”, explica Hagee.

Hagee advierte de la amenaza iraní a través de su trabajo con Cristianos Unidos por Israel, la cual fundó en 2006. Hoy es la organización pro Israel más grande en Estados Unidos, con al menos 1.3 millones de miembros.

Él realiza noches para honrar a Israel por todo el país y en la Iglesia Cornerstone en San Antonio, donde sirve como pastor. El primer evento en 1981 causó amenazas de bomba y vandalismo por antisemitas, pero Hagee continúa su misión.

“Si existiera un momento para que los cristianos occidentales se enderezaran, se levantaran y hablaran, es ahora. No podemos callarnos y recibir la aprobación de Dios en tiempos como este”, dice Hagee.

Él dice que lo que traerán las lunas de sangre no está claro, pero él sí está seguro de algo.

Publicidad

“Cuando todo se ha dicho y hecho, la bandera de Israel estará volando sobre el muro de la ciudad de Jerusalén cuando el Mesías venga y será para siempre. Y cada nación que se levante en juicio contra Israel, Dios la castigará y fuertemente”, concluye Hagee.

Publicidad

Fuente: www.cbn.com

Compártelo:

This article has 5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *