El niño que volvió del cielo fraude

Publicidad

No morí. No fui al cielo. Dije que había ido al cielo porque pensé que me haría llamar la atención. Cuando dije tales cosas, nunca había leído la Biblia. La gente ha obtenido ganancias de mentiras, y continúan haciéndolo.

Publicidad

Esa es la confesión de Alex Malarkey, un chico que cuando tenía seis años inventó la historia de que murió y fue al cielo. Ahora tiene dieciséis años y lamenta cómo tantos años después gente gana dinero con una mentira que inventó solo para llamar la atención.

“El niño que volvió del cielo” (The boy who came back from heaven) es el título del libro más popular de “Turismo Celestial” y narra la “historia” de Alex Malarkey. La madre del muchacho también se había pronunciado en contra del libro tras su divorcio, considerando “doloroso” que se siga vendiendo sin que se diga la verdad sobre la historia.

Ahora el niño ya adolescente dice:

La Biblia es suficiente. Aquellos que venden esos materiales deben ser llamados al arrepentimiento y a considerar a la Biblia como suficiente.

Otros relatos de turismo celestial que han tenido gran acogida estos últimos años son “El cielo es real” de Todd Burpo y “La prueba del cielo” de Eben Alexander.

Desde antes de conocer el caso de Alex Malarkey el 20 de enero, fecha en que se hizo pública la confesión, Lifeway Christian Resources, una de las cadenas de librerías cristianas más importantes de Estados Unidos ya había decidido retirar de su catálogo los libros que contienen testimonios de personas que dicen haber visitado el cielo tras una experiencia cercana a la muerte.

Fuente: protestantedigital.com

Compártelo:

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *