Rut: Ejemplo de mujer virtuosa

¿Qué podemos decir sobre Rut? Quizá sea un personaje que no se suele mencionar demasiado, pero de ella podemos aprender una vida de fe en Dios y mucha virtud. Abraham obedeció a Dios al dejar su tierra y salir a una desconocida, pero de Rut también aprendemos que dejó su tierra para ir a una que no conocía.

Rut, de las tierras de Moab, genéticamente proviene de Lot, quien era sobrino de Abraham. Vivió en el tiempo de los Jueces de Israel, se casó con un hombre que provenía de Israel aún estando en Moab. En algún momento tuvo que sufrir la pérdida de su esposo, suegro y cuñado. Y exactamente aquí nace la Rut virtuosa.

Esta mujer de Dios tuvo que tomar la decisión de quedarse en Moab o ir con su suegra Noemí a Israel, puesto que su suegra estaba pasando por una gran pérdida de su esposo y dos hijos. Entonces, Rut se veía en la obligación moral del apoyar a su suegra, y no solo eso, sino de seguir al Dios de Israel que había conocido.

Y respondiendo Booz, le dijo: He sabido todo lo que has hecho con tu suegra después de la muerte de tu marido, y que dejando a tu padre y a tu madre y la tierra donde naciste, has venido a un pueblo que no conociste antes. El Señor recompense tu obra, y tu remuneración sea cumplida de parte del Señor Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte.

Rut 2:11-12

Ese testimonio de Rut se expandió, su gran fe y humanidad. Rut amó tanto al Señor, que dejó atrás todo lo que poseía por seguirle a Él y apoyar a su suegra. Aquí vemos una mujer de fe y virtud, de las muchas que podemos mencionar en la Biblia, y la virtud de esta mujer de Dios nos envía un gran mensaje.

La misma Biblia destaca a Rut como una mujer virtuosa:

Ahora pues, no temas, hija mía; yo haré contigo lo que tú digas, pues toda la gente de mi pueblo sabe que eres mujer virtuosa.

Rut 3:11

¡Oh mujer que lee este artículo! ¿Tu vecindario te cataloga como una mujer virtuosa? La virtud es algo que debe acompañar a cada mujer de fe, así que no lo veas como algo imposible que solo las mujeres de la Biblia podían alcanzar, ¡tú también puedes y debes!

Para finalizar, esta virtud fue acompañada de una gran recompensa, pues, Rut dio un hijo llamado Obed, un nieto llamado Isaí, del cual nació David, rey de Israel, y más importante aún, de ahí proviene el linaje de donde nace Jesús nuestro Rey y Señor (Mateo 1:5).

Cumple tu ministerio
Dios nos libró y nos libra
Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *